Las bebidas energéticas te pueden llevar a urgencias

12.2.2013
1 comentarios

El efecto de la alta dosis de cafeína se agrava con el consumo de alcohol y anfetaminas.

A medida que la popularidad de las bebidas energéticas ha aumentado, también lo han hecho las personas —sobre todo adolescentes y también personas de mediana edad— que acuden a los servicios médicos de urgencias al sufrir síntomas como insomnio, nerviosismo, dolor de cabeza, taquicardia e incluso convulsiones.

Estas bebidas contienen dosis altas de cafeína —hasta 500 mg, 5 veces más que una taza de café y 10 más que un refresco de cola— y en ocasiones se consumen con alcohol y otras drogas (como los medicamentos anfetamínicos Ritalin y Adderall), lo que agrava sus efectos.

 

Son las conclusiones que aparecen en un informe de la Administración de Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental de Estados Unidos. Según el documento, entre 2007 y 20011, el número de urgencias relacionadas con las bebidas energéticas pasó de 10.000 a casi 21.000.

La cafeína, a la que se suman otros estimulantes en algunas marcas, puede provocar un importante aumento en la tasa cardiaca y subir la presión arterial. Si alguien sufre una afección cardiaca subyacente, las consecuencias pueden resultar letales.

Hoy en día los jóvenes acuden al consumismo de productos energéticos que los pongan activos después de una noche de fiesta para seguir con su rutina diaria, o en algunas ocasiones es para trasnochar y realizar alguna actividad para el trabajo o la universidad. Pero si no sabemos controlar el consumo de esos productos podemos estar jugando con nuestra propia vida, es por eso que desde el momento de ingerir algo así es mejor saber controlarnos o mejor nunca llegar a consumirlos.

Páginas