Participa en la campaña Campo Vivo: digamos a las autoridades europeas que “El campo no es una fábrica”

0 comentarios

El 80% de las ayudas públicas de la Política Agraria Común europea (PAC) -58.000 millones de euros al año pagado por todos los contribuyentes- se destinan al 20% de las explotaciones más grandes.

Con el lema “El campo no es una fábrica”, las ONG ambientales denuncian que la PAC está invirtiendo gran parte del dinero de los contribuyentes en apoyar una agricultura industrial insostenible, mientras margina a los agricultores y ganaderos que más respetan la naturaleza. 

Foto: La huerta de Rizos

Con el objetivo de lograr un cambio de raíz en esta política, las organizaciones ambientales europeas –SEO/BirdLife y WWF en España, con el apoyo de muchas otras ONG y asociaciones– han lanzado una acción online para facilitar la participación de la sociedad en la consulta pública sobre la PAC abierta hasta el 2 de mayo por la Comisión Europea. 

Hasta el 2 de mayo, los ciudadanos y organizaciones interesadas pueden mandar su opinión a la Comisión Europea sobre la política que determina cómo los agricultores y ganaderos gestionan el 80% del territorio europeo y cómo se producen nuestros alimentos: la Política Agraria Común.

 

Para las ONG, la PAC está respaldando un modelo de agricultura industrial, insostenible desde el punto de vista ambiental y social. Así se explica, por ejemplo, que las ayudas públicas se concentren en España en las zonas con mayores índices de contaminación del agua por agricultura o sobreexplotación hídrica, o que la biodiversidad en los campos esté cayendo en picado.

Muchas ayudas a los más grandes, pero pocas a los más pequeños 

La distribución de ayudas hace, según estas organizaciones, que los pequeños y medianos agricultores y ganaderos lo tengan cada vez más difícil para continuar con su labor. El 80% de las ayudas públicas de la PAC -58.000 millones de euros al año pagado por todos los contribuyentes- se destinan al 20% de las explotaciones más grandes.

La acción online es parte de "Living Land" (Campo Vivo), una campaña europea –coordinada por SEO/BirdLife y WWF en España- que pretende crear una alianza de organizaciones y personas concienciadas para lograr un cambio de raíz en la PAC.

Con esta nueva acción online, las ONG esperan que cualquier persona preocupada por su alimentación, la protección de la naturaleza, la situación del mundo rural o por cómo se utiliza su dinero, se movilice y haga oír su voz en el proceso de reforma de esta política tan vital.

Archivado en: