La reflexología combate los síntomas del cáncer de mama

0 comentarios

Un estudio revela que la reflexología ayuda a aliviar algunos de los síntomas que padecen las pacientes con cáncer de mama avanzado.

123RF

Según un estudio publicado en el número de noviembre de la revista Oncology Nursing Forum, la reflexología puede desencadenar efectos físicos beneficiosos en las mujeres afectadas por cáncer de mama avanzado. Este estudio, llevado a cabo por investigadores de la Michigan State University, es el primero que ha comprobado a gran escala los efectos de la reflexología como complemento a los tratamientos tradicionales contra el cáncer.

En la investigación partiparon 385 mujeres sometidas a quimioterapia o a tratamientos hormonales para combatir un cáncer de mama avanzado, con afectación de otras zonas del cuerpo. Algunas mujeres se sometieron al tratamiento realizado por un reflexólogo titulado, mientras que otras recibieron masajes en los pies a modo placebo, realizadas por personas no tituladas. Entre las participantes que recibieron reflexoterapia, se detectó una mejora importante en la capacidad respiratoria y una afectación mucho menor de síntomas como el ahogo o la sensación de falta de aire, un problema que suelen padecer las pacientes de cáncer de mama. Como consecuencia directa de esta mejora en su capacidad respiratoria, las pacientes constataron que podían realizar con menos esfuerzo algunas tareas propias del día a día, como subir escaleras, vestirse o salir a comprar.

 

Gwen Wyatt, coautora del estudio, apunta que al equipo científico le sorprendió que la reflexología provocara efectos físicos y no psicológicos. “Esperábamos que esta técnica paliara síntomas emocionales, como la ansiedad o la depresión. Sin embargo, la mayoría de efectos constatados fueron físicos”.

Otro dato curioso recogido en el estudio es que las pacientes que siguieron el tratamiento placebo, notaron una reducción importante en los síntomas de fatiga, algo que no se detectó en las pacientes sometidas a reflexoterapia profesional. Ante esta constatación, los autores del estudio abren nuevas vías de investigación sobre la posibilidad de que el masaje en los pies, realizado por amigos o familiares de los pacientes, pueda considerarse también una opción sencilla y efectiva para complementar los tratamientos contra el cáncer.