La Asociación Americana de Pediatría demanda políticas para proteger a los niños de los plaguicidas

10.12.2012
0 comentarios

Los plaguicidas causan cáncer, alteraciones neurológicas y del comportamiento. 

Los alimentos convencionales —no ecológicos— son la principal fuente de exposición. 

123RF

La Asociación Americana de Pediatría, una organización de referencia a nivel mundial en medicina infantil, ha realizado un llamamiento a los gobiernos, las escuelas, las familias y los profesionales de la salud para que tomen medidas concertadas con el fin de proteger a los niños de los pesticidas.

La AMP, que reúne 60.000 profesionales, raramente realiza recomendaciones políticas, pero la cantidad de estudios científicos que demuestran los daños causados por los pesticidas en los pequeños la ha llevado a publicar un comunicado institucional. Según este documento, los pesticidas provocan envenenamientos agudos y alteraciones más o menos sutiles que pueden mantenerse durante toda la vida.

 

"Los niños se encuentran con pesticidas diariamente y son especialmente vulnerables a su toxicidad potencial", se puede leer en el informe. Los estudios epidemiológicos muestran una relación entre la exposición a edad temprana y cánceres pediátricos (sobre todo leucemia y tumores cerebrales), disminución de las funciones cognitivas (menor cociente intelectual) y alteraciones del comportamiento (autismo, hiperactividad).

La Asociación realiza una serie de recomendaciones explícitas:

Los pediatras necesitan una mejor formación sobre efectos de los pesticidas y tratamiento de los envenenamientos agudos.
 Además deben estar preparados para ofrecer consejo a los padres con el objetivo de reducir la exposición a pesticidas en casa y en los jardines.
 Los médicos debieran trabajar con las escuelas y las administraciones sanitarias para promocionar "los métodos menos tóxicos de control de plagas y para informar a los ciudadanos cuando los pesticidas estén siendo utilizados en su entorno (lugar de trabajo, colegios y otros edificios públicos, jardines, etc)".

El comunicado de la AMP va acompañado de un informe técnico, publicado en la revista Pediatrics, que destaca los riesgos de los pesticidas para los niños. Este informe afirma que en la mayoría de los casos la alimentación es la principal fuente de exposición a pesticidas. El estudio, avalado por el  Consejo de Salud Ambiental, sostiene que una alimentación a base de productos ecológicos reduce esta exposición.