Descubre los poderes del oximiel

0 comentarios

El oximiel es una mezcla de miel, vinagre de manzana y plantas, que desde la antigüedad se emplea con fines medicinales y reconstituyentes.

Con el paso de los años el oximiel cayó en el olvido y ahora se está empezando a rescatar para aprovechar su poder curativo.

Puedes experimentar con las antiguas recetas.

A diferencia de nuestros antepasados, que con costes mínimos elaboraban sus propias medicinas, nosotros nos lanzamos a comprar medicinas preparadas según estándares, como si todos fuéramos iguales. Estas medicinas, sin embargo, no tienen un efecto tan individualizado como un oximiel elaborado por uno mismo. El oximiel –que también se conoce como oximel, oxymel, miel de vinagre o miel ácida– puedes prepararlo tú mismo, según tus necesidades y preferencias, para corregir o prevenir un desequilibrio concreto. 

Una simbiosis curativa

La acidez afrutada del vinagre de manzana y el dulzor de la miel forman una simbiosis inmejorable con las plantas medicinales añadidas. El dulzor y la acidez están en equilibrio, de tal manera que incluso los niños se lo toman sin ningún problema. A todo ello se debe añadir el aroma y los principios activos que cada planta medicinal otorga a la mezcla durante las cuatro semanas que la mezcla debe permanecer en reposo. El vinagre de manzana es perfecto para absorber los principios activos de las plantas medicinales.

 

El oximiel fortalece el sistema inmunitario y corrige algunas deficiencias de minerales que puedan existir. Eso es especialmente importante en personas que precisan de más vitalidad como es el caso de los niños durante el crecimiento o las personas mayores. Las propiedades salutiferas de el oximiel son muchas: se trata de una medicina universal que ayuda en muchos problemas de salud.

Cada ingrediente es un regalo de la naturaleza

Efectivamente el oximiel sólo se compone de miel, vinagre de manzana y hierbas medicinales. Para su elaboración se necesitan entre tres y cuatro partes de miel, una parte de vinagre y diversas plantas medicinales, aunque las cantidades pueden variarse ligeramente, según los gustos personales.

• Miel de abejas 

Para el oximiel se debe utilizar miel ecológica regional, ya que la miel es mucho más que un simple endulzante. Contiene muchas sustancias beneficiosas para nuestra salud, especialmente antibacterianas y antiinflamatorias. También aporta pequeñas cantidades de casi todos los minerales esenciales y vitaminas. Es posible que contenga más sustancias beneficiosas que todavía son desconocidas.

• Vinagre de manzana

En la manzana se encuentran muchas sustancias beneficiosas para la salud, entre ellas minerales, oligoelementos, vitaminas, flovonoides antioxidantes, taninos, ácido acético, ácido cítrico y aminoácidos. Y su vinagre aporta parte de estos compuestos. Sus principales efectos son un estímulo sobre el metabolismo y sobre la circulación sanguínea en todo el cuerpo.

Para elaborar el oximiel es necesario utilizar vinagre de manzano ecológico con un contenido ácido del 5 al 6%, ya que este no ha sido ni calentado ni se ha filtrado por lo que posee intactos todo sus valiosos principios activos.

• Plantas medicinales

Para la preparación del oximiel se deben elegir las hierbas medicinales que mejor se adecuan al problema de salud que se quiere combatir. Quien no tenga suficiente conocimiento puede preguntar a un médico experto en fitoterapia o a un buen herbolario. Es normal mezclar varias plantas. También se pueden usar plantas silvestres como el diente de león, la ortiga, la cola de caballo, el pie de cabra y muchas otras.

Tres formas de preparación

Método A

Si se utilizan plantas medicinales frescas lo primero que hay que hacer es lavarlas, para luego trocearlas y secarlas al sol. Antes de colocarlos en el recipiente elegido deben estar completamente secas para que mientras repose la mezcla no se produzca moho. Luego se añade el vinagre de manzana hasta que las plantas troceadas queden bien cubiertas. Se recomienda colocar un poco de papel film entre el tarro de cristal y la tapa porque el ácido acético puede atacar el metal. 

Coloca el tarro en un lugar oscuro, pero cálido y deja que macere durante tres o cuatro semanas, de tal manera que los principios activos de las plantas medicinales puedan penetrar en el vinagre. Es importante agitar enérgicamente la mezcla una vez cada día una vez. Pasado el tiempo se cuela la mezcla y se le añade el triple o cuádruple de miel, que se ha dejado previamente en un sitio cálido para que esté bien líquida. El oximiel ya listo debe conservarse en un frasco de cristal oscuro con una tapa de plástico. Así se puede mantener en perfectas condiciones durante un año.

Método B

Se mezcla la miel líquida con vinagre de manzana en una proporción de 3:1 o 4:1 y se vierte la mezcla en un tarro de boca ancha. Se le agregan las plantas medicinales troceadas. Se cierra el tarro (hay que acordarse del papel film). Hay que dejar el tarro en un lugar oscuro de 3 a 4 semanas. Una vez transcurrido el tiempo se puede tomar el oximiel con las hierbas o colarlo; para ello hay que calentar la mezcla a un máximo 40 ºC.

Método C

Se mezclan las plantas medicinales troceadas y el vinagre de manzana y se calienta hasta alcanzar los 90ºC. Luego se deja en infusión durante una hora y se remueve la mezcla de vez en cuando. Cuando el vinagre está a una temperatura de 50 ºC, se cuela y le añaden de tres a cuatro partes de miel.

Este método es idóneo para aquellos que tienen prisa en tomar el oximiel. De todos modos, hay que decir que este método no es el más adecuado porque al calentar el producto se pueden perder principios activos valiosos.

Cuánto tomarlo 

No sólo la preparación, también la toma del oximiel se puede llevar a cabo de diferentes maneras. Por norma general se debe tomar en ayunas y por la noche una cucharadita o una cucharada del oximiel sin diluir, dejando que se vaya fundiendo lentamente en la boca. Esta cura se debe llevar a cabo durante cuatro a seis semanas. 

Recetas primaverales de oximiel

• Oximiel reconstituyente primaveral

Ingredientes:

  • 50 g de flores de dientes de león frescas (o 25 g secas)
  • 20 g de chiribitas frescas (o 10 g secas)
  • 20 g de flores y hojas de violeta frescas (o 10 g secas)
  • 300 ml de vinagre de manzana ecológico y turbio (en caso de emplear el método de elaboración C, doblar la cantidad)
  • 750 g de miel de flores ecológica

Opcional:

  • 10 g de flores frescas de espino blanco (o 5 g secas)
  • 30 g de flores frescas de lilas

Preparación:

En caso de emplear lilas, liberar las flores del tallo y de las hojas que son ligeramente tóxicos. A continuación, triturar todas las plantas en el mortero o con un cuchillo afilado. Prepararlas según uno de los tres métodos descritos. Se debe consumir en un plazo de entre 8 y 10 meses.

Cómo tomarlo:

Emplear como una cura de seis semanas tomando diariamente dos cucharaditas puras tal cual o diluidas en agua tibia.

• Oximiel contra fiebre del heno

Ingredientes: 

  • 30 g de eufrasia seca
  • 30 g de rooibos ecológico
  • 20 g de flores de tilo secas
  • 10 g hojas de rosa secas
  • 15 g de raíz seca de diente de león
  • 30 g de hojas de grosellero negro secas
  • 350 ml de vinagre de manzana ecológico turbio (emplear la doble cantidad si se emplea el método C)
  • 750 g de miel de flores ecológica

Preparación:

Triturar las plantas pero sin llegar a pulverizarlas. Preparar según uno de los tres procedimientos. El oximiel se mantiene de 8 a 10 meses.

Cómo tomarlo:

Un buen momento es al inicio de la floración de la planta a la que se es alérgico o incluso unas semanas antes. Tomar dos cucharaditas o una cucharada por la mañana, mediodía y noche (los niños deben tomar la mitad). Se deja de tomar cuando termina la floración de las plantas a las que se es alérgico.