Analgésicos ineficaces contra el dolor de cabeza infantil

30.1.2013
0 comentarios

El placebo iguala la efectividad de los fármacos comunes indicados para las cefaleas.

Según un nuevo estudio publicado en JAMA y realizado por investigadores del Colegio Médico de Wisconsin, EE.UU, el placebo previene las migrañas en niños y adolescentes en la misma medida que la mayoría de los medicamentos para el dolor de cabeza.

Tras evaluar 21 ensayos que comparaban los fármacos contra la cefalea y la utilización de placebos, observaron que sólo la administración de topiramato y de trazodona consiguió reducir la frecuencia de los dolores en niños y adolescentes. Sin embargo, ni la flunarizina ni el propranolol ni el valproato tuvieron efecto alguno.

 

"Todas las moléculas analizadas han sido eficaces en adultos con dolores de cabeza provocados por migraña, pero pocos fueron efectivos en niños", explica Jeffrey Jackson, investigador principal del estudio.

La doctora señala que aún no existen fármacos probados de manera rigurosa contra las migrañas infantiles y para su prevención, por lo que los médicos dependen de los desarrollados para los adultos. Asimismo, los autores señalan que "puede haber algo diferente en la migraña pediátrica o la respuesta al tratamiento es diferente entre niños y adultos".

"Los padres deben ser conscientes de que los medicamentos que utilizamos normalmente no son tan efectivos como deberían ser", señala Jennifer Bickel, neuróloga del Hospital Clínico Infantil de la Misericordia de Kansas City, en EE.UU.

Por otra parte, la medicina natural ofrece remedios eficaces. En muchos casos el dolor es debido a la tensión y requiere descanso en una habitación a oscuras y silenciosa. Se puede poner al niño una compresa fría sobre la frente. A partir de los seis años se pueden aplicar en las sienes un par de gotas de aceite esencial de menta, realizando un suave masaje. Puede tomar una infusión de melisa con un poco de limón.

Si los dolores de cabeza se repiten, está indicado el remedio homeopático Ferrum sulfuricum silicium, a razón de  5 a 7 glóbulos, tres veces al día. Es importante que el niño duerma las horas suficienes, que haga ejercicio al aire libre y que no esté agobiado por las obligaciones escolares. 

Si el dolor persiste más de un día es necesario acudir a la consulta del médico.  

Con información de DiarioMedico.com y Pediatría para la familia (Ed. Herder).