Un atlas muestra las fuertes presiones a las que se ve sometida la Amazonia

0 comentarios

Según el atlas Amazonia bajo presión, si se materializan muchas de las amenazas que pesan sobre esta zona, podría desaparecer hasta la mitad del bosque amazónico actual.

Organizaciones de la sociedad civil y de investigación que forman parte de la Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada (RAISG) acaban  de lanzar el atlas Amazonía bajo presión, una publicación que va más allá de las visiones fragmentadas y nos ofrece un amplio panorama de las presiones y las amenazas que está viviendo esta región del planeta.

Según muestra el análisis de deforestación, entre 2000 y 2010 se suprimieron cerca de 240.000 km2 de selva amazónica, lo que equivale al doble de la Amazonia ecuatoriana o al territorio completo del Reino Unido. Los autores del atlas advierten que, si se materializan algunas amenazas que pesan sobre la zona, podría desaparecer hasta la mitad del bosque amazónico actual. En concreto, se han estudiado seis presiones durante la última década: carreteras, petróleo y gas, hidroeléctricas, minería, focos de calor y deforestación . Según explicó durante la presentación del atlas el coordinador general de RAISG, Beto Ricardo, del Instituto Socioambiental de Brasil, si todas estas presiones se acaban materializando, “la Amazonia se convertirá en una sabana con islas de bosque”.

Las presiones y amenazas que pesan sobre la Amazonia muestran que los paisajes de selva, diversidad socioambiental y agua dulce están siendo reemplazados por paisajes degradados, sabanizados, zonas más secas y más homogéneas. El atlas muestra un arco de deforestación que se extiende desde Brasil hasta Bolivia. Según Martín Von Hildebrand, director de la Fundación Gaia Amazonas, “el atlas nos presenta una visión altamente preocupante para el futuro de la Amazonia. Si esta situación la cruzamos con las proyecciones de los modelos que estudian el impacto del cambio climático, vemos que es imperativo tomar decisiones más allá de los intereses de cada país para salvaguardar de manera conjunta este gran ecosistema del cual depende nuestro futuro en el planeta.”

123RF