La UE prohíbe definitivamente el corte de las aletas de tiburón en los barcos

23.11.2012
0 comentarios

El Parlamento Europeo acaba de aprobar una medida que obliga a desembarcar los tiburones con las aletas adheridas de forma natural.

El Parlamento Europeo acaba de poner fin al corte de aletas de tiburón en los barcos, una práctica prohibida en la Unión Europea desde 2003 pero que se seguía aplicando debido a una laguna jurídica. A partir de ahora, todos los tiburones capturados en aguas de la Unión Europea o por buques de la UE en el resto del mundo deberán desembarcarse con las aletas adheridas de manera natural.

El finning o aleteo consiste en cortar las aletas del tiburón –muy apreciadas en la cocina asiática– y descartar el cuerpo del animal devolviéndolo al mar. Hasta ahora, a pesar de su prohibición, una exención permitía a los estados miembros expedir permisos de pesca especiales para cortar las aletas a bordo y descargar las aletas en un puerto y el resto del cuerpo en otro. Estas exenciones permitían saltarse fácilmente la normativa, lo que ha provocado un exceso de pesca de estas especies en todo el mundo.

Según informa la organización ecologista Oceana, la UE captura tiburones en el Atlántico, Índico, Pacífico y Mediterráneo. Con un 17% de las capturas declaradas, es la mayor potencia pesquera de tiburones en el mundo y el mayor exportador de aletas a Hong Kong y la China continental. "La UE está asumiendo por fin su responsabilidad como uno de los actores principales en la pesca de tiburón y la exportación de aletas. Ahora puede llevar la cabeza bien alta en las reuniones internacionales, continuar combatiendo el aleteo en todo el mundo y presionar para que se adopten otras importantes medidas de gestión necesarias para los tiburones”, explica Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana en Europa. Entre estas medidas, podrían incluirse límites en las capturas nacionales e internacionales con la finalidad de tratar el problema de la excesiva explotación de los tiburones en su conjunto.

123RF