Fracking, otra pesadilla para el medio ambiente

21.11.2012
0 comentarios

Alrededor del 80 por ciento de los permisos de investigación para usar la fractura hidráulica se encuentran sobre acuíferos, según informa Ecologistas en Acción.

¿Qué es el fracking? Un nuevo peligro para el medio ambiente, sin duda. En España, esta técnica –que tanta oposición está teniendo en Estados Unidos– se denomima "fractura hidráulica" y es un proceso industrial de extracción de gas natural a grandes profundidades bajo el subsuelo.

Según informa Ecologistas en Acción, requiere grandes cantidades de agua (entre 6.000 y 29.000 m3 por pozo), mezcladas con arenas y compuestos químicos. Se perfora un pozo vertical hasta la capa donde está almacenado el gas y luego otro horizontal. Después, se rompe la capa de piedra con explosivos y se introduce agua a presión con compuestos químicos muy contaminantes y arenas para poder extraer el gas. Finalmente, se recupera parte del agua introducida junto con el gas.

 

Con esta técnica, existe una alta posibilidad de que las aguas residuales y contaminadas acaben contaminando acuíferos, ríos subterráneos o ríos superficiales cercanos, por lo que entraña serios riesgos para la salud y el medio ambiente, entre los que se encuentra la contaminación de las aguas de los acuíferos a causa de los productos químicos contaminantes utilizados.

Pues bien, según un informe de Ecologistas en Acción, alrededor del 80 por ciento de los permisos de investigación para usar esta agresiva tecnología en el Estado español se encuentra sobre acuíferos y, actualmente, más de 30% de la población española (14 millones de personas) se abastece de acuíferos.

Entre las áreas más vulnerables se halla, entre otras, la cabecera del Ebro. Algunos permisos de investigación afectan directamente a parajes como las Lagunas de Ruidera, en Ciudad Real, o las Merindades, en Burgos.

Ante ese potencial y grave peligro, la organización ecologista ha remitido el informe que ha elaborado a los ministros de Industria y Medio Ambiente, a los presidentes de las Confederaciones Hidrográficas, a los gobiernos regionales y a todos los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados.

La organización solicita que se deroguen todos los permisos de investigación concedidos que se sitúen sobre acuíferos y que no se autoricen nuevos permisos en esas zonas, dado el grave riesgo que supone para la salud y para la preservación del medio natural.

El agua "potable" arderá



Estas increíbles imágenes pertenecen al documental GasLand (Tierra de gas), de Josh Fox. No hay prueba más evidente de las consecuencias del fracking, en este caso sobre el suministro de agua potable en Dimock (Estados Unidos). Puedes ver el documental completo, subtitulado en español, aquí.