Emergencia

0 comentarios

Lo que no puede esperar y lo que sale a flote. Las dos acepciones de “emergente” nos valen para explicar lo que está pasando. Avanzamos hacia un desastre ecológico que puede quedar fuera de control ante nuestros ojos. Y finalmente se está haciendo visible la respuesta, cada vez son más patentes las acciones.

Una “ola verde” sacude Europa y ahora nos damos por enterados. Tan obsesionados estaban los medios por la Europa de los nubarrones que pocos pronosticaron este repentino rayo del sol. Más del 10% de la población vota ya “verde”, en países tan dispares como Finlandia e Irlanda, Alemania o Reino Unido. El cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la plaga del plástico o la contaminación en las ciudades son ya temas “políticos”, y no obsesiones particulares de un puñado de ecologistas chiflados.

La huelga de Estudiantes por el Clima impulsada por la Greta Thunberg y las acciones de Extinction Rebellion que colapsaron Londres han tenido un impacto sin precedentes. El Parlamento británico ha aprobado una moción de “emergencia climática”, y el Parlamento irlandés le siguió a los pocos días, y todo el viejo continente se está rejuveneciendo en esa dirección, gracias a una nueva generación que ha decidido luchar por su futuro (cosa que no hicieron sus padres).

De pronto, las metas que parecían utópicas están a mano si nos damos prisa. Se puede alcanzar el objetivo de “emisiones cero” para el 2030. Se debe cerrar hasta la última central térmica de carbón. Se tiene que prohibir en esa fecha la producción coches con motores de diésel y gasolina…

Tenemos una década para actuar ante la “emergencia ecológica”, advierten los científicos. Tenemos que impulsar cambios radicales a gran escala y aplicarnos el cuento en nuestra vida personal. “Humildad, empatía y frugalidad”, fue la trilogía que caló hondo en el campamento climático de Londres, donde finalmente salió a la luz esa “sociedad emergente”, hasta ahora invisible, pero ya irreversible en esta primavera ruidosa como pocas.

Archivado en: 

Artículos Relacionados

Por El Correo del Sol
Por Carlos Fresneda
Por Carlos Fresneda  
Por Carlos Fresneda
Por Carlos Fresneda
Por El Correo del Sol
Por Carlos Fresneda
Por Carlos Fresneda