Después de 200 años, el bisonte europeo vuelve a los valles de Rumanía

21.5.2014
0 comentarios

17 bisontes han sido liberados en el valle de Tarcu, al sur de los Cárpatos, en Rumanía. 

En el bosque viven osos, lobos y desde es este mes de mayo, bisontes.

Los bisontes afortunados viajaron en trailer durante días desde zoológicos de Suecia, Alemania, Italia y Bélgica hasta Rumanía, el lugar de su liberación: las montañas de Tarcu, un espacio natural de 59.000 hectáreas que forma parte de la red Natura 2000.

El bisonte europeo en libertad se extinguió en 1927 como consecuencia de la caza y de la pérdida de sus hábitats naturales. Solo sobrevivían 54 individuos en cautividad. La situación actual se puede describir como un éxito de los programas de conservación y reintroducción que comenzaron en 1950 y que han posibilitado que hoy vivan 3.230 bisontes libres o semi-libres en Polonia, Eslovaquia, Ucrania, Bielorrusia, Rusia, Lituania, Kirguistán y Rumanía.

 

La operación de reintroducción en Rumanía ha sido organizada por la Ong Rewilding Europe en colaboración con WWF Rumanía y el gobierno. 

El director de Rewilding Europe, Frans Schepers, ha manifestado que se trata de un signo de esperanza que muestra que podemos recuperar la vida salvaje, incluso en el entorno europeo. Adrian Hagatis, de WWF Rumanía, ha explicado que el bisonte, un animal que puede alcanzar los 1.000 kg, desapareció de los bosques de su país hace 200 años, pero que nunca lo hizo del alma de los rumanos. Ahora espera que los bisontes les ayuden a proteger entornos naturales que contribuyen a evitar el cambio climático y que pueden convertirse en un atractivo turístico.

Cada año se reintroducirán nuevos bisontes en Tarcu hasta alcanzar los 500 en 2024.

Montañas de Tarcu