Cómo hacer té de cúrcuma, con propiedades antiinflamatorias

0 comentarios

Muchas investigaciones médicas están estudiando el potencial de la cúrcuma para la salud.

Esta especia es una buena alternativa natural a los antiinflamatorios.

La cúrcuma es una especia que se consigue con la raíz de la planta Curcuma longa, pariente del jengibre. Es un ingrediente esencial en los famosos curries indios y tiene propiedades medicinales, especialmente antiinflamatorias. 

Muchas investigaciones médicas están estudiando su potencial para enfermedades como la diabetes, la depresión, las que provocan inflamación como el cáncer, o las cardiovasculares, de ahí que incluirla en la dieta habitual es una opción muy recomendable.  

Como nuestra gastronomía no acostumbra a incluirla, una fórmula fácil y segura de tomar cúrcuma habitualmente es beberla en forma de infusión o té, tal y como recomienda el doctor Andrew Weil.

Receta de té de cúrcuma

• Poner cuatro tazas de agua a hervir.

• Añadir una cucharadita de cúrcuma molida y reducir a fuego lento durante 10 minutos.

• Colar el té con un tamiz fino en un vaso, agregar miel y/o limón al gusto.

Se puede experimentar con los ingredientes y aromas hasta hallar la opción que más guste, por ejemplo, se puede añadir una rodajita de jengibre para sumarle sabor y potencial terapéutico.

Artículos relacionados: 
La cúrcuma puede ser una alternativa a 14 medicamentos
10 alternativas naturales a los medicamentos

Archivado en: