Espárragos: directos del campo a la mesa

2.4.2014
0 comentarios

Cómo evitar que se vuelvan fibrosos y cómo recuperar su jugosidad.

Aromáticos y de suave sabor amargo, resultan muy ricos preparados al vapor, salteados con ajos tiernos y champiñones o a la brasa.

Consúmelo cuanto antes. El tiempo pasa rápido por el espárrago, que se vuelve fibroso e insípido.

 

Puedes rehidratarlos dejándolos un rato en remojo con agua azucarada. 

En la nevera, guárdalos siempre limpios y envueltos en un papel de cocina humedecido.

De pie: También funciona ponerlos de pie en un vaso con un poco de agua que cubra su base. 

Aprovéchate de su contenido en fibra y en vitaminas C, E y del grupo B. 

Archivado en: