El gallinero ecológico

0 comentarios

La cría de gallinas es una forma sencilla de comenzar la andadura hacia la autosuficiencia, pero tiene sus claves. El autor de El gallinero ecológico con gallinas de puesta o pollos de corral (Ed. La Fertilidad de la Tierra), Vicente García-Menacho, las explica en esta guía práctica ilustrada.

Los modelos de consumo industrial nos han desvinculado de prácticas tradicionales enriquecedoras como la cría de animales de corral.

Por suerte, el interés por la alimentación de calidad y también por conseguir algo de autosuficiencia en nuestras vidas –tan controladas por los intereses de las grandes multinacionales– están permitiendo que muchas personas se planteen tener, al menos, un pequeño huerto y algunos animales que les surtan de alimentos frescos y sanos.

 

La cría de gallinas es una forma sencilla de comenzar esa andadura hacia la autosuficiencia, pero tiene sus claves.

El gallinero ecológico con gallinas de puesta o pollos de corral, de Vicente García-Menacho Osset y publicado por la editorial La Fertilidad de la Tierra, es una excelente ayuda para iniciarse con éxito.

García-Menach, ingeniero técnico agrícola, profesor universitario y gran conocedor de la normativa ecológica europea, resuelve en esta guía práctica todas las dudas sobre la cría de gallinas y pollos, y suple en cierta manera la sabiduría de nuestros mayores sobre los animales de corral.

Así, inicia su libro con las condiciones ideales de un gallinero ecológico, que requerirá de un espacio suficiente que cubra las necesidades y el bienestar de los animales: mobiliario interior, ponederos, comederos, higiene, etc.

Seguidamente, incluye información detallada y práctica sobre cómo criar gallinas con gallo y pollitos, la alimentación de las gallinas ponedoras, los secretos de la cría, el alimento ecológico de los pollos de engorde, la incubación y cuáles son las principales enfermedades de estos animales y cómo tratarlas. 

"A mí el corral ecológico siempre me ha aportado al menos dos placeres, el de criar animales de corral y el de lograr cierta autonomía alimentaria, con ricos alimentos que puedo también intercambiar con vecinos y amigos. Tengo 65 años y desde que a los 9 años me regalaron mis primeros 50 pollitos, que crié primero en mi casa y después en el corral, en el campo no he dejado de tener mi propio corral para el autoconsumo. Cuando me sobran huevos, que siempre es de San Antón en adelante (de enero en adelante), se los cambio al vecino por pasteles o mermeladas", explica García-Menacho.

Dicho queda, las gallinas también ayudan a desarrollar la economía del intercambio, una razón más para introducirlas en nuestra vida.

Editorial: La Fertilidad de la Tierra Precio: 17 € Número de páginas: 92.