Cómo hacer una alfombra con retales de tela

17.01.2014
0 comentarios

Con una simple rejilla antideslizante y unas cuantas camisetas o toallas viejas puedes hacer una vistosa alfombra de baño o para colocar a los pies de la cama.

Para hacer la alfombra necesitarás:
Una malla o rejilla antideslizante de goma
Tiras de tela de algodón hechas a partir camisetas y toallas viejas

PASO A PASO
Corta la rejilla.
Lo primero que debes hacer es decidir qué tamaño quieres que tenga la alfombra y cortar la rejilla antideslizante según las medidas deseadas. 

 

Prepara las tiras de tela. Con la ayuda de unas tijeras, recorta tiras de tela de unos 10 cm de largo. Puedes utilizar diferentes colores e incluso diferentes texturas de tela para que la alfombra quede más vistosa. En función del tamaño que hayas elejido para la rejilla, necesitarás más o menos retales. Si no tienes tela suficiente, puedes encontrar retales de trapillo en las tiendas.

Haz los nudos. Empezando por una de las esquinas de la rejilla, ves haciendo nudos con las tiras de tela de modo que vayan cubriendo los huecos. Si quieres que la alfombra quede muy tupida, coloca una tira de tela en cada hueco. Si prefieres que tenga un aspecto más ligero o si dispones de pocos retales, puedes dejar un hueco libre entre tira y tira de tela.

Lavado. Antes de lavar la alfombra, primero hay que sacudirla para quitarle el polvo y, a continuación, puedes lavarla a mano o utilizando un programa de lavado para ropa delicada. Déjala secar plana y, antes de utilizarla de nuevo, repasa los nudos que se hayan aflojado.