Ayurveda, una medicina con alma

10.11.2012
0 comentarios

Extracto del libro Salud Ayurveda de David Frawley.

La medicina tradicional de la India tiene en cuenta el aspecto espiritual del ser humano.

Masaje con aceite terapéutico. / 123RF

Aspectos espirituales de la sanación*

Según el ayurveda, todas las enfermedades tienen dos causas principales. En primer lugar, se originan por causas físicas o biológicas: el desequilibrio de los humores biológicos, los elementos y las energías primordiales del cuerpo físico. El tratamiento consiste en aplicar metodos físicos o médicos basados en un enfoque naturista que incluye plantas, dieta, terapias manuales y posturas de yoga.

Salud Ayurveda


Editado por Ediciones Ayurveda, Salud Ayurveda, de David Frawley, es un excelente manual de terapias ayurvédicas tanto para los que se acercan por primera vez a esta ciencia milenaria como para la consulta del profesional.

Con una simplicidad magistral, el Dr. Frawley presenta una amplia variedad de tratamientos que incluyen dietas, plantas y hierbas, aceites, gemas, mantras y meditación.

Estructurado en tres partes –filosofía ayurvédica, tratamiento de las enfermedades y fórmulas magistrales–, Salud Ayurveda pone al alcance del lector occidental la sabiduría del antiguo sistema indio de medicina holística del ayurveda.

Clica aquí para comprarlo en la web de la editorial.

En segundo lugar, las enfermedades pueden surgir por causas kármicas —debido a los efectos de acciones incorrectas realizadas en esta vida o en las anteriores, es decir, debido a causas psicológicas o espirituales. Estas acciones incorrectas incluyen no solo errores morales sino tambien otros, como tener una profesión equivocada, problemas en las relaciones y dificultades emocionales. El tratamiento puede exigir cambios en el estilo de vida y las actitudes. Entre estas causas se incluye el no vivir de acuerdo con nuestra meta espiritual o meta vital, no seguir nuestro dharma. Las enfermedades pueden surgir debido a las acciones incorrectas de vidas pasadas, principalmente aquellas que dañaron a otros seres.

Las enfermedades kármicas requieren alguna forma de expiación o sacrificio, una "rectificación interna". Para esto, el ayurveda utiliza el yoga y un sistema de terapia divina o espiritual (daiva chihitsa) que incluye el uso de gemas, mantras, oraciones, rituales y meditación. No se trata de supersticiones medievales, sino que es reflejo de una comprensión profunda de los niveles mas internos de la mente y de la sanación del alma.

Según el ayurveda, el ser humano consta de tres cuerpos —fisico, astral y causal— lo que en términos occidentales sería cuerpo, mente y alma. Aunque el diagnóstico y el tratamiento se centran en el cuerpo físico, tambien tiene en cuenta los otros dos cuerpos. Muchos métodos ayurvédicos trabajan para corregir las alteraciones en el campo de la energía que subyace al cuerpo fisico, así como el campo de consciencia subyacente a este último. La mayoría de las enfermedades alteran factores físicos y espirituales y requieren tratamiento en ambos niveles.

La palabra "Dios" tiene connotaciones negativas para muchas personas de nuestra cultura, debido, principalmente, a las falsas imágenes que nos han aportado las religiones fundamentalistas. Sin embargo, la falta de fe en la Divinidad, que viene a ser como la falta de fe en la vida o la carencia de la voluntad positiva para vivir, es la causa de muchas enfermedades. La enfermedad suele ser una falta de amor, que incluye la falta de cuidado por uno mismo y por su cuerpo físico.[pagebreak]

 

Por consiguiente, el primer paso para la sanación es abrirse a la Divinidad o la voluntad cósmica y aceptar el flujo de la gracia. Para ello cabe entender que en nuestra vida hay un propósito para el desarrollo del alma y la evolución espiritual de la humanidad. Esto implica buscar la verdad de la forma que más se avenga a nuestro corazón, siguiendo el sendero espiritual más fiel a nuestra naturaleza. Sin embargo, esto debe incluir respetar el derecho de los demás a seguir sus propios caminos, que pueden ser muy distintos al nuestro. Podríamos llamar a este proceso "primera sanación del alma", recordando que el alma, en el yoga, es nuestra consciencia interna.

La medicina occidental ha intentado eliminar la religión de la medicina. Esto ha sido un paso importante y necesario en la evolución de la mente. El dogma de la religión organizada, el autoritarismo y la naturaleza represiva no tienen cabida en el ámbito del conocimiento, que requiere libertad y objetividad para desarrollarse adecuadamente. Sin embargo, aunque se ha conseguido algo separando la medicina de las formas externas de la religión, se ha perdido algo al eliminar los aspectos internos.

La esencia de la curación es la integración. En la medicina moderna están ausentes la fe, el amor, la devoción, el sentido de unidad y la naturaleza sagrada de la humanidad y de toda forma de vida. Estas cualidades no crean ningún dogma, ni inculcan ideas, voluntades, disciplinas ni ninguna otra imposición. Nos dan el espacio y la libertad para crecer y ver. Crean la gracia y el flujo de la fuerza-vital necesaria para que se produzca la curación. Sin ellas estamos rotos y marchitos interiormente y nuestra vida no tiene mucho sentido. Sin ellas nos quedamos sin la magia, la admiración, la belleza y el propósito de la vida. Actualmente, muchos de nosotros enfermamos porque nuestra vida carece de este sentido espiritual. Estamos atrapados en el hastío y los estímulos del mundo exterior, sin que prácticamente nada nutra nuestros corazones.

El ayurveda no puede aceptar la medicina sin la religión. Desde su consagrado y antiguo punto de vista sería como curar sin amor. Esto no significa que el ayurveda desee imponer su visión religiosa a nadie. Junto con sus herramientas habituales y sus métodos de curación natural, el ayurveda proporciona métodos yóguicos que pueden adaptarse a diversas orientaciones religiosas o espirituales. Como Madre de la Sanación, el ayurveda transmite esta gracia de la Madre Divina.

El autoexamen es el punto de partida fundamental para comprender y resolver cualquier enfermedad

Cuando no es un signo de crisis o de cambio espiritual, la enfermedad es, como poco, una oportunidad espiritual. Según las Upanishads, la enfermedad es la forma más sublime de ascetismo (tapas), a través de la cual puede sernos revelada la verdad de la vida. La enfermedad puede ser la señal de una acción incorrecta, pero también puede indicar que el alma está dirigiendo su energía hacia el interior, apartada del cuerpo. Sea como fuere, requiere una reflexión espiritual, especialmente si la enfermedad es grave. Por lo tanto, el autoexamen es el primer paso y el punto de partida fundamental para comprender y resolver cualquier enfermedad.

La vida es un aprendizaje y un desarrollo del autoconocimiento. Hemos de contemplar la enfermedad desde esta perspectiva para poder comprenderla. Por consiguiente, no solo debemos tratar la enfermedad, sino también utilizarla como un medio para comprendernos mejor. Cuando hayamos logrado esta comunión con nuestra consciencia interior, gozaremos de una armonía y una felicidad interiores con las que podremos superar todas las dificultades externas.

* Páginas 84 a 87 del libro Salud ayurveda

¿Qué es el ayurveda?

El ayurveda es el antiguo sistema de medicina originado en la India hace por lo menos 3.000 años. El término sánscrito puede traducirse como "ciencia de la vida". Según la Organización Mundial de la Salud es, junto con la medicina tradicional china, uno de los sistemas médicos vigentes más antiguos del mundo. 

Su característica principal es la adaptación del tratamiento a las características constitucionales del paciente, que vienen determinadas por el equilibrio entre tres humores o energías denominados doshas. Los tratamientos incluyen dietas, masajes, plantas medicinales, sonidos, colores, meditación, técnicas depurativas o de fortalecimiento, yoga y otras terapias cuyo objetivo es devolver el equilibrio a los doshas.  

El gobierno de la India regula la práctica del ayurveda (y de la homeopatía y de unani, la medicina tradicional que une la tradición occidental de Grecia y Roma, con la cultura árabe y persa). La carrera de médico ayurédico puede estudiarse en 256 facultades. En la India hay 2.458 hospitales ayurvédicos.

 

 

Sobre el autor
El doctor en medicina ayurvédica David Frawley es reconocido en la India y en Occidente por sus enseñanzas védicas, que abarcan la medicina ayurvédica, la astrología védica y el yoga. Ha divulgado sus conocimientos sobre estos temas en más de veinte obras, entre las que se cuenta media docena de libros sobre ayurveda, como Salud Ayurveda: Guía práctica de terapias ayurvédicas y Yoga y Ayurveda.

Artículo El ayurveda y la mente 

 

 

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Por El Correo del Sol
Por Claudina Navarro
Por Manuel Núñez y Claudina Navarro
Por Manu Corral
Por Natalia de la Torre
Por Mireia Darder y Ferran Lacoma *