Las inundaciones costeras afectarán a 300 millones en el 2050

0 comentarios

Las costas de Huelva y Cádiz y el delta de Ebro, entre las más afectadas por la subida del nivel del mar

Inundación en Yakarta, Indonesia, en febrero de 2017. Fuente: World Meteorological Organization / Flickr

Las inundaciones costeras afectarán en el 2050 al menos a 300 millones de personas, tres veces más de lo estimado hasta la fecha, según un estudio realizado por el equipo científico de Climate Central que hoy publica la revista Nature Communications. La mayoría de las poblaciones afectadas están en seis países asiáticos (China, Bangladesh, India, Vietnam, Indonesia y Tailandia) aunque el riesgo se extiende a España, principalmente a las zonas costeras de Huelva y Cádiz y al delta del Ebro.

En un escenario del altas emisiones, las inundaciones costeras anuales podrían afectar a unas 210.000 personas en nuestro país a mediados de siglo y 340.000 en el 2100. Unas 200.000 quedarían por debajo del nivel de la marea alta a finales de siglo si las emisiones no disminuyen.     

 

“Estos escenarios muestran el impacto potencial del cambio climático en las ciudades, en la economía, en las costas y en regiones enteras a lo largo de nuestras vidas”, explica Scott Kulp, experto en modelos informáticos sobre el aumento del nivel del mar. “Conforme las mareas suben y llegan a zonas habitadas, los países tendrán que afrontar cuestiones como la creación de la “defensas costeras” para proteger a la población”.

A escala mundial, la subida de las mareas puede afectar permanentemente a 150 millones de personas, 30 millones de ellas en China. Las estimaciones de Climate Central han sido posibles gracias a un nuevo modelo de “elevación digital” bautizado como CoastalIDEM, en combinación con datos por satélite obtenidos por la Shuttle Radar Topography Mission (SRTM) de la NASA.

Las proyecciones se han realizado a partir de hipótesis “razonablemente optimistas” del aumento del nivel del mar (de 20 a 30 centímetros hasta el 2050 y de 50 a 70 centrímetros en el 2100). Las estimaciones son en cualquier caso inferiores a las últimas proyecciones del Grupo Intergubernamental sobe el Cambio Climático (IPCC), que ha estaimado un aumento del nivel del mar de 84 centímetros a 1,1 metros en el 2100 al ritmo actual de la emsiones de CO2.

Los autores del informe de Climate Central advierten que la inestabilidad de las capas de hielo, principalmente en el Ártico, podrían agravar la situación y poner en peligro tan solo España a 690.000 personas a finales de siglo, a no ser que se construyan defensas costeras.

Recientes estudios han revelado los efectos de los cada vez más frecuentes temporales y el paulatino proceso erosivo que sufre la costa atlántica gaditana, en contraste con el riesgo de ciudades como Málaga, donde 38 barrios están considerados como “vulnerables” a la subida del nivel del mar. El Observatorio de la Sostenibilidad ha hecho público recientemente un informe en el que advierte que una de cada diez áreas urbanizadas del Mediterráneo, y en especial las provincias de Valencia y Girona, son suceptibles de sufrir inundaciones en los próximos diez años.

A escala global, el estudio de Climate Central hace una especial incidencia en el efecto de las inundaciones en grandes ciudades como Nueva York, Miami y Boston en Estados Unidos, Sydney en Australia o Río de Janeiro. Las grandes metrópolis del sureste asiático y las costas superpobladas de Australia y Norteamérica se verían gravemente afectadas.

“A pesar de todos los datos globales que teníamos hasta la fecha sobre cambio climático y proyecciones del nivel del mar, lo cierto es gran parte de nuestras costas no sabíamos relamente la cantidad de tierra que tenemos bajos nuestros pies”, advierte Benjamin Strauss, director científico de Climate Central, una organización sin ánimo de lucro creada para mejorar la información y la divulgación científica relacionada con el clima. “Nuestros datos han mejorado notablemente las carencias que habían hasta ahora, aunque hay una gran necesidad de que los gobiernos y las compañías aeroespaciales produzcan datos más precisos sobre la elevación. La vida de millones de personas dependen de ellos”.

El estudio firmado por Scott Kulp y Benjamin Strauss, usando los nuevos modelos de elevación digital, advierte que una reducción rápida de las emisiones podría reducir en 50 millones la población expuesta al riesgo de inundaciones anuales y en 40 millones a la población que ocupa actualmente zonas de tierra que podrían quedar totalmente sumergidas. Según el estudio de Climate Cetral, más de mil millones de personas viven a diez metros sobre el nivel del mar y 250 millones a menos de un metro del nivel máximo de las mareas.