"Honesto es aquel que se alegra contemplando el agua limpia"

21.2.2013
0 comentarios

Joaquín Araújo reclama democratizar la democracia amputada.

Si queremos profundizar en la cultura ecológica y rural de este país, hay que acercarse a la persona que más conocimiento y sabiduría atesora, Joaquín Araújo, naturalista conocido, querido y requerido por todos cuando se trata de defender la naturaleza y de divulgar la maravilla de nuestros paisajes. Joaquín ha tocado todos los palos de la ecología y es literalmente imposible condensar su curriculum en unas líneas, pero sí que nos gustaría recordar que podemos seguir escuchándolo en la radio, donde colabora habitualmente. Y, desde ahí, muy cercano, nos anima a amar, respetar y cuidar la vida verde de la que formamos parte y de la que depende nuestra felicidad vital. Algunos de los programas en los que participa en la actualidad son Reserva natural, de RN5, No es un día cualquiera, de RNE, y El día menos pensado, donde los viernes cuenta con la sección Calendario de la Naturaleza, y los miércoles, Me importan los bledos.

Nada, y menos aún la situación económica, justifica el no abandono inmediato del modelo energético basado en combustibles fósiles

 

Joaquín, sabemos que te importan los bledos, pero parece que al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no solo no le importan los bledos sino que ni siquiera le importa Doñana, que es patrimonio de la Humanidad. ¿Qué puede pasar en Doñana si se lleva adelante el proyecto de Gas Natural Fenosa de abrir nuevos pozos de extracción de gas y almacenarlo dentro de los límites del espacio natural?
Me viene a la cabeza aquel haikú que escribí para mi libro AGUA: "Tiempo que abisma/ Cuando lo venerable/ No es venerado". No es lo que pueda pasar lo peor, sino el que sigan sin contemplar un solo límite, una sola renuncia a seguir quebrantando la vivacidad. No debería haber sido ni siquiera tomada en cuenta una actividad extractiva y menos aún con el alto riesgo de contaminación. Pero queda aún algo que abona la irracionalidad absoluta. Me refiero al hecho de que nada, y menos aún la situación económica, justifica el no abandono inmediato del modelo energético basado en combustibles fósiles.

Vivimos tiempos muy revueltos, ¿cómo los vive un hombre como tú, acostumbrado a la calma del campo, los manzanos en flor y las cabras? ¿Qué te está sacando realmente de tus casillas?
La creciente necedad de demasiados. Algo que se materializa en el descaro de los delincuentes, por un lado, y en la dilapidación de la excelente oportunidad que tenemos o teníamos para cambiar no solo el modelo energético, sino también el económico, pasando, claro está, por democratizar a esta democracia amputada.

Llevo casi 45 años sin tirar la toalla y pretendo seguir así. También compensa ver crecer lo que has plantado

Hay quien ha dicho de ti que eres embajador de la naturaleza y defensor de la cultura rural. ¿Es una responsabilidad muy pesada viendo el poco respeto por nuestro entorno natural?
La desazón es a menudo toda una losa. En cualquier caso, llevo casi 45 años sin tirar la toalla y pretendo seguir así. También compensa el ver crecer lo que has plantado. Los libros que me han solicitado. Esos pocos elogios de los más sensibles e inteligentes. También es un estímulo el desprecio de los necios. En cualquier caso, cuando se vive con y para lo vivaz, se te llena todo del viejo entusiasmo de la Natura en defensa propia. Nada tan coherente como defender y prestar tu voz a lo que te defiende.

¿Faltan en la educación asignaturas sobre el medio natural que saquen a los niños de las clases y de los libros para mostrarles la riqueza natural en vivo?
Cierto. La más pendiente de las reformas educativas es la que debería comenzar por enseñar a admirar a la vida en su conjunto. Queda demasiado por hacer en todo lo relacionado con la comprensión de lo precedente y, no menos, con la pertenencia a los sistemas, ciclos y procesos naturales. Los desmoronados medios de comunicación han contribuido poco a incrementar el respeto hacia el derredor. Demasiados padres han delegado en el peor maestro que es la TV. Los libros de texto han conseguido poco y las tecnologías informáticas han recrecido la herida. En cualquier caso, debo comentar que ahora mismo estoy colaborando en la mejora de varios libros de texto. La editorial más conocida de ese campo, asombrosamente, quiere incluir en esos libros mis íntimas experiencias de naturalista... Toda una gota de esperanza en este ácido olvidar que caracteriza a nuestra sociedad.

¿Estamos modificando los paisajes hasta el punto de no retorno? ¿Cómo podemos proteger lo que es nuestro –los montes, la costa, el agua...– de los especuladores?
Tanto física como intelectualmente, nos hemos pasado la vida delante de los bulldozers. Y seguiremos. Tenemos que seguir avivando la desobediencia por un lado y la creación de una verdadera escala de valores por otro. En ese primer campo, las grandes ONG han mejorado mucho. Lo de la ética necesita mucha comunicación y todavía más ejemplos de actuación no especuladora.

Es demasiado cómodo el semiabandono del ganado. Creo firmemente en que es posible convivir con el lobo

En muchos puntos del norte de España, los ganaderos defienden las batidas de lobos e incluso en Ávila se pide que se acabe con el lobo en toda la provincia. Como ganadero que eres, ¿cómo defenderías tu ganado del lobo?
Como se demostró fehacientemente en Portugal. De día, con mastines y carlancas. De noche, con apriscos seguros. Para la extensiva y trashumante, debería haber una recuperación de auténticos pastores. A los que desde luego hay que pagar bien y con turnos de descanso frecuentes y generosos. Es demasiado cómodo el semiabandono del ganado. Creo firmemente en que es posible convivir con el lobo.

Acabas de publicar el libro ilustrado 'El Calendario de la Naturaleza', con el mismo título de la sección que presentas cada mañana en el programa radiofónico 'El Día menos pensado'. ¿Te sientes un privilegiado teniendo ese calendario vivo ante tus ojos cada mañana en Las Villuercas?
Bueno, ya no es diario. El Calendario de la Natura ha pasado a semanal. Un recorte más, y eso que lo hacía gratis. En cualquier caso, considero un inmenso privilegio el vivir intensamente el paso del tiempo por la vida y el de la vida por el tiempo. Lo he podido contar, desde hace 25 años en todo tipo de medios y formatos. Estoy convencido de que resulta eficaz para recordar al gran público que la Natura también merece ser noticia. Acaba de salir Alirio mi nuevo libro, el 98. Es un remozado tratadillo de Agricultura natural. Otro privilegio esto de contar el cultivo la tierra.

Tenemos que seguir avivando la desobediencia y la creación de una verdadera escala de valores

También escribes poesía y eso quizás no tanta gente lo sabe.
Escribo POESÍA desde los 15 años. Desde entonces, he leído poemas todos los días y sigo. Ya tengo publicados tres poemarios y uno más en imprenta. Era inevitable, os recuerdo que el lenguaje de la Natura es invariablemente poético. Se trata, pues, de intentar una coherencia más.

Eres un contante buscador de la belleza natural y también de la del lenguaje, ¿por eso sueles saludar con el verbo atalantar? ¿Cuándo descubriste esta hermosa palabra?
Fue algo decisivo en mi vida. Me la enseñó un pastor de cabras que vivía tan aislado que nunca llegó a usar dinero. Mi XXI siglo de la ecología es un libro basado en lo que significa atalantar, es decir CUIDAR, que de eso se trata. Despido, ya sabéis, todas mis actuaciones y escritos con un GRACIAS Y QUE LA VIDA OS ATALANTE.

Quienes te conocen saben que eres una persona generosa y honesta. Me ha sorprendido leer en tu web las muchas "dimisiones" que hay también en tu curriculum, ¿será que no hay otro camino que el de la generosidad y la honestidad, como demuestra en tu caso esa relación de dimisiones?
Contesto con un Sí rotundo. Pero todo queda mucho más claro y, en consecuencia, comprensible cuando se tiene la suerte de entender la traducción completa al español de la palabra china usada para HONESTO. Que quiere decir AQUEL QUE SE ALEGRA CONTEMPLANDO EL AGUA LIMPIA. O el pasaje del libro del TAO, el hombre de bondad superior es como el agua...