D-Manosa para combatir las infecciones urinarias

D-Manosa para combatir las infecciones urinarias

Las infecciones urinarias, una de las enfermedades infecciosas más frecuentes del mundo occidental, afectan principalmente a las mujeres (debido sobre todo a que su uretra es más corta, lo que facilita las infecciones). Según las estadísticas, hasta un 70% de las mujeres ha sufrido una infección en las vías urinarias una vez en la vida e, incluso después de su curación, el riesgo de repetición se sitúa entre el 20 y el 30 %.

Más del 80 % de las infecciones urinarias son producidas por la bacteria Eschericha coli (conocida como E. coli). Las bacterias se acoplan a la mucosa compuesta de estructuras de azúcar del tracto urinario, donde provocan inflamaciones que vienen acompañadas de síntomas como el deseo continuo de orinar, dolor y escozor, espasmos abdominales... En el caso de los hombres, el problema suele aparecer a partir de los 50 años, normalmente debido a un agrandamiento benigno de la próstata.

La mayoría de las veces, en caso de cistitis se emplean antibióticos o una combinación de antibióticos. El problema se agrava cuando los fármacos no son capaces de eliminar todas las bacterias y las que quedan residuales desarrollan una resistencia natural contra el antibiótico. En consecuencia, se vuelven a multiplicar en las vías urinarias y desencadenan la siguiente infección, que por lo general se trata con una dosis superior de antibióticos. Como las bacterias restantes son aún más resistentes, la situación de partida de la persona afectada sigue empeorando. El riesgo de dañar al sistema inmune aumenta y el cuerpo se vuelve más vulnerable a unas bacterias cada vez más resistentes.

D-Manosa, un remedio eficaz

La D-Manosa es un monosacárido natural (azúcar simple) que reviste la pared interior de todo el tracto urinario y cuenta con la capacidad de erradicar las bacterias E. coli. También está presente en muchas frutas, como el melocotón, el albaricoque, la manzana y algunas bayas. Si se ingiere en polvo, en forma de suplemento nutricional como el que ofrece Raab Vitalfood, el cuerpo humano no puede aprovecharla, llega directamente a las vías urinarias a través de los riñones y la orina se enriquece con ella. La bacteria E. coli es atraída bioquímicamente por la D-Manosa y se expulsa rápidamente al orinar. De este modo, el sistema inmune puede eliminar definitivamente las bacterias restantes que están pegadas a la pared celular.

Los suplementos de D-Manosa no tienen efectos secundarios y pueden consumirlos las personas diabéticas, las embarazadas y los niños pequeños. La dosis recomendada es de una cucharadita en polvo cada 2 o 3 horas con un vaso de agua. Después de 24 horas, los síntomas mejoran rápidamente pero se debe mantener la administración hasta tres días después de la desaparición de los síntomas. En caso que la D-Manosa no funcione como tratamiento, probablemente se deba a que las bacterias causantes de los síntomas no son E. coli.