Las puertas y ventanas de una casa ecológica

0 comentarios

La comodidad de una casa depende en buena medida de sus puertas y ventanas.

Deben permitir que la luz del sol entre en la casa y, a la vez, deben aislar para que la temperatura se mantenga estable y no pasen los ruidos. 

Las ventanas de aluminio no son recomendables por varias razones. La extracción de la materia prima, la bauxita, produce un gran impacto en las selvas tropicales donde se encuentra. Luego, la fabricación exige grandes cantidades de energía. Además, una vez instaladas, aíslan peor que las de madera o acero. Sólo las ventanas de aluminio con ruptura de puente térmico se acercan a las condiciones que ofrece la madera.  

Las ventanas de PVC representan un gran peligro para la salud en caso de incendio, pues emiten dioxinas cancerígenas. 

 

Las ventanas y puertas de madera de origen sostenible son las más indicadas. Actualmente se fabrican de modo que ajustan a la perfección, con todas las garantías de estanqueidad. La madera es el material que consigue aislar mejor y con mayores cualidades estéticas.

Las puertas de alma cartón son la solución para los espacios interiores. Son más ligeras, utilizan menos cantidad de madera y recurren al cartón, un producto reciclado y reciclable.

Todas las ventanas deberían estar dotadas de doble cristal para ahorrar energía en invierno y en verano. El interior de los vidrios dobles puede estar relleno de gases nobles (argón, kriptón y xenón) que incrementan sus prestaciones.