La luz de abril

18.4.2013
0 comentarios

Un atardecer de abril a orillas del río Fluvià, capturado por la cámara de Andoni Canela. Para José Luis Gallego esa luz de abril es un bálsamo.

Atardecer de abril en el río Fluvià. © Andoni Canela

Estamos viviendo una primavera excepcional. Las abundantes precipitaciones del invierno, bien repartidas y mejor decantadas, han dado lugar a un fragor de la tierra fuera de lo común.

El estrépito vegetal es tal que se hace difícil alzar la mirada al campo sin que se tiña de verde. Y luego está la luz.

 

Neruda debió de vivir una primavera parecida a ésta cuando anotó aquello de que “Todo a esta luz de abril se transparenta”. Porque eso es exactamente lo que hace la luz de abril cuando viene así: transparentar el aire, clarear las sombras, multiplicar los reflejos. Como en la foto de Andoni.

Pero no solo eso. La luz de abril puede ayudarnos también a transparentar las incertidumbres y los recelos que nos acechan en estos tiempos de penumbra. Porque si la belleza es el mejor bálsamo contra el miedo, la luz es el remedio de la tiniebla. Y el campo está ahora más bello y luminoso que nunca: ¡sal a comprobarlo y déjate curar!

 

 

Artículos Relacionados

Por José Luis Gallego y Andoni Canela
Por José Luis Gallego y Andoni Canela
Por José Luis Gallego y Andoni Canela
Por José Luis Gallego. Fotografía: Andoni Canela
Por José Luis Gallego. Fotografía: Andoni Canela