Cómo tratar la tos y los resfriados con plantas medicinales

0 comentarios

Seguro que a ti también te ha ocurrido en más de una ocasión: tu pareja, tu hijo, un compañero del trabajo o quizá la persona que va sentada a tu lado en el autobús o en el metro tiene un “buen” resfriado. Al día siguiente, una vez más amanece frío…. y, de repente, empiezas a notar los primeros síntomas… un par de estornudos, el típico hormigueo en la nariz o una ligera irritación de garganta.

Las enfermedades respiratorias son la causa más frecuente de las consultas de atención primaria, constituyéndose en un importante problema de salud en todo el mundo. En las sociedades occidentales, las enfermedades respiratorias son una de las principales causas de ingresos hospitalarios. Desde un punto de vista práctico, las afecciones respiratorias susceptibles de ser tratadas con preparados vegetales, pueden dividirse en dos grupos: infecciosas y no infecciosas, que pueden afectar tanto a las vías aéreas superiores, como a las inferiores. Dentro de las afecciones infecciosas de origen vírico, una de las más frecuentes, con marcado carácter estacional, es el resfriado común.

Las vías respiratorias también necesitan protección

La propensión a coger resfriados depende, entre otras cosas, del correcto funcionamiento del primer nivel defensivo de nuestro sistema inmunitario: las mucosas de las vías respiratorias. La mucosidad que contienen actúa de manera parecida a las cintas atrapamoscas, es pegajosa y tiene sustancias que eliminan virus y bacterias. Los cilios de las células que componen la mucosa devuelven los cuerpos extraños que acarrea el aire inspirado al lugar por donde han entrado en un tiempo máximo de aproximadamente 20 minutos. A continuación, el cuerpo los expulsa al exterior mediante carraspeos o estornudos.

No hay que subestimar la tos

Hay que distinguir entre la tos irritante, seca y dolorosa, y la tos productiva que va acompañada de una intensa formación de mucosidad y sirve ante todo para expulsar al exterior dicha mucosidad junto con los gérmenes que alberga.

En general, siempre que tengas tos debes procurar beber mucho líquido, a poder ser caliente. Si se trata de una tos irritante, debes dar preferencia a los jarabes que aplacan la tos y atenúan la irritación de las mucosas; si se trata de tos bronquial es mejor optar por jarabes que eliminen la mucosidad y fluidifiquen las secreciones. En la naturaleza hay diversas plantas que contienen éstas y otras propiedades.

Plantas amigas de las vías respiratorias 

Desde antiguo se conocen diversas plantas medicinales que contribuyen a la salud de las vías respiratorias.

  • El tomillo, la manzanilla, tila, lúpulo y centinodia son plantas con efecto antiséptico, diaforético y antiinflamatorio.
  • Por su lado el anís verde, la alcaravea y el hinojo ayudan a expectorar y son antisépticas.
  • Los aceites esenciales como eucalipto, menta, pino y anís estrellado son antimicrobianas, mucolíticas y descongestionantes y el pino negro y el regaliz mucolíticas, expectorantes y antitusivas. 

Por qué es importante tener los pies calientes

Una buena circulación sanguínea es condición indispensable para mantener intactas las mucosas de las vías respiratorias, ya que la sangre es el vehículo que transporta tanto los nutrientes como los anticuerpos del sistema inmunológico. En invierno los pies fríos generan un estímulo que se propaga a través del sistema nervioso vegetativo y reduce la irrigación sanguínea de las mucosas de las vías respiratorias, restringiendo así su capacidad de funcionamiento y facilitando el acceso de los virus al organismo.

Un práctico consejo: Date un baño de pies con agua caliente, a la que haya añadido una taza de vinagre de manzana. Este remedio sirve para entrar en calor y ayuda a sentirse mejor cuando se está resfriado. 

REL="SPONSORED"

Alpenkraft fórmula herbal es un jarabe elaborado a base de un extracto acuoso y destilado de 8 plantas así como diversos aceites esenciales que tienen un efecto positivo y calmante sobre las vías respiratorias.