Aprende a preparar el arroz eliminando el arsénico

0 comentarios

Un biólogo británico analiza los métodos de preparación del arroz para determinar cuál es el más sano. 

Arroz sin arsénico

Por fin sabemos cómo tenemos que cocinar el arroz para librarnos del arsénico. Este mineral tóxico se encuentra en la tierra y es absorbido por la planta del arroz.  

El biólogo Andy Meharg ha probado para la BBC las diferentes formas de cocción. Toma nota de los pasos a seguir: 

 

• Deja el arroz en remojo durante toda la noche. 
• Antes de cocinarlo, lávalo en agua hasta que esta salga limpia. 
• Cuécelo en cinco partes de agua por una de arroz.

De esta manera no corres riesgos porque el contenido de arsénico se reduce en un 80%, pero si quieres asegurarte aún más ten en cuenta los siguientes hechos:

• El arroz blanco contiene menos arsénico que el integral (aunque este aporte más fibra y micronutrientes).
• La variedad basmati contiene menos.
• En relación con el arsénico, no hay diferencia entre el arroz ecológico y el convencional.
• Las galletas de arroz inflado contienen más arsénico que el arroz cocido. No es buena idea dárselas diariamente a los niños.
• La leche de arroz puede contener más arsénico que el permitido en el agua potable.  

Recuerda que conviene combinar el arroz con verduras (que aportarán fibra y reducirán la velocidad de absorción de la glucosa) y con legumbres (para obtener proteínas completas). Al parecer el arroz oriental tiende a contener más arsénico que los arroces cultivados en Europa. 

Según el profesor Meharg, comer una o dos raciones semanales de arroz no representa ningún riesgo para un adulto. Sin embargo, los niños sí podrían verse afectados. El arroz puede dañar su inmunidad, crecimiento e inteligencia.  

Artículos relacionados:
Arroz, el alimento más completo
Recetas:
Arroz integral con mango y anacardos 
Fideos de arroz con brócoli y jengibre
Arroz basmati con semillas y pistachos 

Archivado en: