"Los Picos de Europa no es un parque nacional, es un matadero de lobos"

24.01.2013
0 comentarios

Luis Miguel Domínguez saca las garras y aúlla para defender al lobo, al que quieren exterminar.

Nos explica quiénes son los asesinos de lobos y cómo la sociedad civil puede acabar con esta atrocidad.

Quieren exterminar al lobo, matarlo impunemente porque les molesta, porque es libre, porque lo convierten en excusa de las mil desgracias que padece la gente del campo. Así que hemos buscado a un hombre capaz de aullar como ellos y sacar las garras en su defensa. Hablamos con Luis Miguel Domínguez, el naturalista que cada día nos regala un pedacito de nuestra biodiversidad desde la televisión con el programa Biodiario y director de la productora Avatar Wildlife Docs. Su currículum es tan dilatado que nos resulta imposible resumirlo en unas líneas. Acudimos a él porque, especialmente estos días, se ha convertido en el portavoz de los sin voz, los lobos. Si queremos entender qué está pasando con los lobos, lo mejor es preguntar a Luis Miguel quiénes y por qué quieren acabar con esta especie emblemática de la fauna ibérica.

En términos genéticos, la población efectiva se reduce a tan solo 50 ejemplares

 

Antes de hablar de la persecución al lobo, es importante saber cuántos lobos hay aproximadamente en España y en qué zonas.
En la Península Ibérica, donde hubo lobos por todo el territorio, podría haber en la actualidad unos 750 individuos reproductores, concentrados en el cuadrante Noroccidental. Quizás haya entre 1.500 a 2.000 individuos. Pero no ha aumentado la población. Está estabilizada desde hace muchos años y cada día con más y peores amenazas. Además, algunas poblaciones, como la de Sierra Morena, ya son relictas y endogámicas, condenadas a la desaparición. La mayoría de la población se encuentra en Castilla y León, Galicia y Asturias, Cantabria y algunas zonas del País Vasco con pocos ejemplares. En Cataluña, hay algunos lobos, llegados desde Francia, que no dejan de ser individuos aislados, dispersantes, que van y vienen y que no han llegado ni siquiera a reproducir. Hay un problema añadido, y es la pérdida genética que el lobo sufrió en los años 70, cuando la población de lobos vivió su peor momento, y que hace que hoy día cada lobo muerto suponga una pérdida genética irreparable que puede llevar al lobo ibérico a una situación muy difícil a largo plazo. En términos genéticos, parece que la población efectiva se reduce a tan solo 50 ejemplares, lo que es un dato científico muy serio.

Explícanos qué pasó con el lobo Marley, que da nombre a vuestra plataforma de defensa del lobo ibérico.
El lobo Marley fue abatido el día 22 de agosto de 2012 en el Parque Nacional de Picos de Europa. Su muerte vino a colmar el vaso de nuestra indignación. Marley no era un lobo cualquiera, pero era un lobo más. Uno de tantos asesinados en los últimos tiempos, pero, en este caso, con unas circunstancias que le hicieron diferente. Estaba marcado con un collar radioemisor y formaba parte de un grupo de lobos que estaban siendo estudiados para aprender de sus vidas privadas y poder entender aún más a la especie. Un ejemplar en el que se habían invertido 300.000 € y que, además, era abatido en un Parque Nacional y por funcionarios pagados por todos. Mayor chapuza es impensable y mayor desprecio a la ciudadanía, imposible de concebir.
Lobo Marley es una entidad sin ánimo de lucro que utiliza a este ejemplar como símbolo de aquello que NO QUEREMOS y, además, con la intención de demostrar que solo el mundo rural tendrá patente de corso de cara al futuro si se implica sin tapujos en la conservación de la biodiversidad.
La muerte de este lobo conmovió a la sociedad gracias a un movimiento ciudadano que ya es imparable y que crece cada día. Ese suceso, tal despropósito, nos hacía pensar que no podría ser superado... pero lamentablemente nos equivocamos y hoy velamos un nuevo cadáver lobuno.
Una joven hembra marcada igualmente con un collar en el mes de octubre y muerta este mes de enero. También en Picos de Europa... parque nacional que debiera ser DESCATALOGADO por haberse convertido en un MATADERO.

El lobo Marley era un ejemplar en el que se habían invertido 300.000 € y que fue abatido en un Parque Nacional por funcionarios pagados por todos

Lobo Marley ha estado muy activa contra las batidas de lobos. ¿Quién quiere acabar con los lobos en España y cuáles son sus intereses?
En estos momentos, la figura del furtivo ha sido desterrada por las propias administraciones. Desde la guardería de Parques Nacionales se matan lobos bajo la engañosa trampa del control de poblaciones. Castilla y León tiene desde hace tiempo una patrulla ANTILOBO que masacra cada año a varios ejemplares con el dinero del contribuyente. El Principado de Asturias ha anunciado públicamente que durante 2013 matará a más de la mitad  de la población de lobos de Asturias. Lo hace presionado por asociaciones ganaderas y sindicatos agrarios que saben que sus votos son más importantes que los lobos. Algunos colectivos ganaderos teledirigidos por neorurales, que parecen haber descubierto la piedra filosofal de cartón piedra, han salido a la palestra con un lema que incita inequívocamente a la extinción del lobo, "Con lobos no hay paraíso". Estos hacen mucho daño ya no tan solo al lobo sino a Asturias y a su imagen en el exterior.

Con respecto al lobo, ¿cuáles son las mayores mentiras y los fraudes que hay que denunciar?
La mayor de las mentiras está relacionada directamente con el impacto mediático que tiene todo este tema. Y es que NO EXISTE CONFLICTO, está sobredimensionada toda esta historia por intereses económicos y políticos. El daño del lobo a la ganadería en toda España y al año NO LLEGA a los 3 millones de euros y este tema solo afecta a un porcentaje mínimo de las bajas que por otros muchos motivos tienen los ganaderos en su cabaña. Solo una mirada materialista hasta el extremo de que encuentra receptividad en una clase política sin criterio ni altura de miras puede montar todo este debate artificial. Además, hay que decir de una vez por todas que, en el tema que nos ocupa, el sector ganadero es solo una pata del banco y adquiere un protagonismo secular que no se sostiene. No solo interesa el lobo a los ganaderos, el LOBO es de INTERÉS GENERAL y la sociedad en su conjunto debe reivindicar su papel en la consecución de su conservación.

El Principado de Asturias ha anunciado que durante 2013 matará a más de la mitad de la población de lobos de Asturias

Etológicamente encontramos también la respuesta a tantas preguntas absurdas y que marcan desde hace siglos las reglas del juego que tanto perjudican a lobo y a su imagen. Como cazador social, el lobo precisa no solo de comer, también y, sobre todo, de alimentarse socialmente hablando. Alimentar a su SOCIEDAD a base de unos lances en grupo que le dan su razón de ser. Para los lobos la estrategia en la caza forma parte de su vida en grupo y, por tanto, de su éxito existencial. Digo todo esto porque solamente en la consecución de comida a través de animales salvajes es donde realmente el lobo se mueve bien. Corzos, jabalíes, ciervos... son sus presas habituales (más de un 80%) incluso en zonas ganaderas y donde los lobos se encaman a escasos metros del ganado sin atacarle.
Los ataques a la ganadería siempre están vinculados a la facilidad que el pastor de turno le dé por su mala praxis y también, cómo no, en escasas ocasiones por circunstancias indeseadas. Hoy en día, en tierras de lobos hay que hacer como siempre se hizo, llevar buenos perros (mastines) y acometer las tareas de pastoreo con rigor y destreza. Una lobada para un ganadero es un suceso puntual, que sin duda le produce un perjuicio serio... pero no es el fin del mundo. En todas las profesiones surgen trabas y problemas y no por ello se clama al cielo con tanta intensidad.
Mamar y llorar a la vez es pirueta complicada que solo alcanzan a ejecutar con éxito los "ganadineros "y no los ganaderos de bien.
Son muchas las personas del mundo rural dedicados a la ganadería que consideran al lobo un elemento esencial del paisaje. Con ellos estamos.

Con la normativa actual, ¿se puede ir pegando tiros a lobos y que sea legal?
Como el territorio español se gestiona de diferente forma en las diferentes Comunidades Autónomas, existen diferentes planes de gestión para el lobo. En Galicia, País Vasco, Castilla y León (al norte del Duero) y Cantabria, el lobo es, desgraciadamente, especie cinegética y, por tanto, cazable dentro de la veda y con los permisos correspondientes. Al sur del río Duero, en Castilla y León, a pesar de que teóricamente está protegido, la Junta lleva a cabo batidas como “método de control” a pesar de ser “especie prioritaria” para la Directiva de Hábitats de la UE. En Asturias no es especie cinegética pero tampoco es especie estrictamente protegida, por lo que el Principado decide planes de “control” constantes amparados –ilegal e injustificadamente– en excepciones que justifican por daños a la ganadería. El Principado determina auténticas “zonas de exclusión” de lobos donde todo lobo que aparezca puede ser matado, y en este momento pretenden eliminar un número de lobos que, de conseguirlo, significaría la desaparición de una enorme parte de la población. Para las matanzas se están saltando, además, distintas normativas y prohibiciones. El Parque Nacional de Picos de Europa es el único Parque Nacional del mundo donde se dan permisos para abatir lobos. Y esto se hace con absoluto secretismo y oscurantismo. En Castilla-La Mancha y Andalucía, dada la situación crítica de la especie, se encuentra protegido al menos sobre el papel, pero los lobos están viviendo en grandes fincas de caza donde nadie sabe qué está sucediendo.[pagebreak]

El pasado domingo, la sociedad civil plasmó su rechazo a estas matanzas haciendo del tema #lobovivo 'trending topic' en Twitter. Ayer se lanzó el de #lobamuerta y la gente respondió en masa. ¿Las administraciones públicas no defienden una especie tan simbólica para todos nosotros?
No, no lo hacen. De hecho, no aplican los planes previstos para la especie desde Europa. El lobo está en el limbo en cuanto a su status de protección. Siempre lastrado por mitos leyendas y corrupción.
Creo con toda claridad que, tanto por su exigua población como por lo que supondría de beneficioso para la biodiversidad ibérica en su conjunto, nuestro lobo debería ser ESPECIE PROTEGIDA en todo el territorio nacional. En el ADN de la España natural está el lobo sin ninguna duda.
La defensa del lobo Ibérico, en estos momentos más que nunca, está en manos de la Sociedad Civil. Todas las administraciones, tanto la Central como las autonómicas, hablan, pero no ponen en marcha las medidas idóneas y efectivas, y lo que aún es peor, juegan sus cartas en contra de la especie, razón por la cual llevaremos desde Lobo Marley próximamente a los tribunales europeos a las administraciones implicadas en la extinción del lobo.

Nuestro lobo ibérico debería ser especie protegida, pero su defensa, en estos momentos más que nunca, está en manos de la sociedad civil

La plataforma Lobo Marley denuncia engaños de algunos ganaderos para cobrar subvenciones. ¿De qué tipo? Y si es así, ¿no les interesan precisamente a algunos esos ataques para poder cobrar?
El ganado sufre muchas bajas por causas naturales, principalmente enfermedades y accidentes. El lobo representa un número mínimo de las bajas al ganado, mucho menor que otras causas. Pero las indemnizaciones llevan a que algunos ganaderos se valgan de la picaresca para cobrar daños que no han sufrido. Algunos lo hacen de forma regular. Esto, de hecho, ha estado mucho tiempo exacerbando la percepción de los daños atribuidos a lobo. En el 2002, en un proyecto desarrollado por la Junta de Castilla y León, se detectó un 10% de reclamaciones falsas: daños producidos por perros y atribuidos a lobo –a veces, perros de otro ganadero o de la propia explotación–, abandono de ganado muerto en el monte para ser reclamado como daño después de que los buitres hayan dado cuenta de la carroña, también se han visto muchas veces manipulaciones en cadáveres imitando el ataque del lobo, incluso dividir ese cadáver para cobrar por duplicado, y luego aprovechar la reclamación de un daño para incluir otras bajas que no fueron causadas por lobo y, por supuesto, el conocido del abandono de caballos baratos en el monte esperando hacer un negocio redondo con las bajas por lobo, que es algo que ha disparado en los últimos tiempos la estadística de daños. En Asturias se llegó a determinar que hasta un 30% de los daños reclamados eran falsos. Claro que algunos ganaderos han hecho negocio con el lobo en ciertas zonas. Pero no todos los ganaderos son así y la razón de su petición de eliminar lobos debe ser básicamente por la pérdida de comodidad que acarrea el manejo del ganado para la prevención de ataques. Pero creemos que todo ganadero debe ajustarse, como usufructuario de un territorio natural, a las condiciones naturales del territorio que ocupa para poder vivir en armonía con el medio, un medio natural que es de todos. Y creemos que la prevención, con las incomodidades que acarree, es fundamental y debería ser obligatoria. Otra razón de su petición es la imagen que del lobo tienen, que es algo adquirido culturalmente y muy difícil de corregir. Claro que para los responsables de la Administración y sobre todo para los responsables del mercado y de los intermediarios de los productos de la ganadería es extraordinario el que el lobo sea visto como uno de los grandes problemas de la ganadería, cuando está demostrado que no lo es, puesto que sólo afecta al 0,7% de la cabaña ganadera ¡de las zonas con lobo! y al 0,2% del vacuno en zona de lobo, infinitamente menos que las enfermedades y bajas por accidentes. Y esto teniendo en cuenta que no están utilizando métodos preventivos. Esto hace que los intermediarios y quienes manejan el mercado y que verdaderamente están terminando con la ganadería estén frotándose las manos al haber conseguido desviar la atención del verdadero problema de la ganadería hacia otro mucho menor. El lobo es una cabeza de turco que paga el pato de problemas que no le incumben.

¿A qué otros peligros se enfrenta el lobo?
El principal problema para el lobo es la persecución directa, legal e ilegal. Sabemos que a la caza legal hay que sumar una intensa mortalidad por furtivismo, y además hay que añadir el terrible problema del veneno ilegal, que no sabemos a día de hoy hasta qué punto está dañando las poblaciones de lobo. Como siempre, el origen de todo esto viene de las dos actividades más peligrosas para el lobo: la ganadería y la cinegética.
El sobrepastoreo, los desbroces y los incendios para eliminar matorral (que sabemos que en algunas zonas son provocados fundamentalmente por los ganaderos para ganar pastizal) también contribuyen a poner en peligro a ciertas poblaciones de lobos.
La caza de ungulados silvestres también es un problema para el lobo en algunos lugares. Los lobos, en esos lugares, no tienen suficiente caza natural. Son zonas con mucho ganado y muy pocos ungulados silvestres. Hay zonas en las que el ganado sustituye a los cérvidos.
Mueren algunos lobos en la carretera pero el mayor problema en este sentido es la destrucción del hábitat: constantes infraestructuras que crecen por doquier, pistas, plantaciones forestales alóctonas, parques eólicos en zonas de montaña, autovías de degradan el paisaje y lo cuartean consiguiendo que los lobos que migran de su grupo natal deban irse tan lejos que queden incluso totalmente aislados de otros lobos. Muchas veces esto hace que se crea que los lobos se han expandido cuando, en realidad, lo que ha sucedido es que se han ido tan lejos porque no han encontrado ya ambientes naturales en condiciones mínimas aceptables para desarrollar su vida.

Una especie salvaje no puede ser confinada en una reserva. Ni lobos, ni erizos, ni ninguna otra especie. Los que piensan así deberían volver de nuevo al colegio y estudiar qué es biodiversidad

En Europa hay iniciativas como la de Rewilding Europe para asilvestrar parte del territorio y aquí, en España, se pide abatirlos o encerrarlos en reservas cercadas para los lobos. ¿Tiene eso sentido? ¿Se puede encerrar al lobo en un reducto para seguridad de los ganaderos?
Absolutamente no. No tiene ningún sentido, evidentemente, pensar que una especie salvaje pueda ser confinada en una Reserva. Ni lobos, ni erizos, ni ninguna otra especie. El planteamiento debería ser al contrario: habría que pensar, en todo caso, si encerrar en pequeñas Reservas al ganado. El lobo es un animal que se mueve muchísimo, su dinámica social y territorial es complejísima, el intercambio social y genético de unos grupos y otros y entre unas poblaciones y otras es vital, los lobos necesitan de grandes espacios e incluso de espacio infinito para moverse con libertad y lo importante no es sólo que una especie exista sino que mantenga su condición de ser en la Naturaleza. Es decir, lo que queremos son ecosistemas funcionales en los que cada especie cumpla su papel, y el lobo tiene un papel muy fundamental en el equilibrio de los ecosistemas. Incluso, en las zonas de reproducción de lobo, y esto es una exigencia de la Directiva de Hábitats europea, la ganadería debería reducirse y la caza mayor debería prohibirse para que el lobo se desarrolle en un hábitat menos degradado. Para que el lobo cumpla su papel no deben existir barreras y, de hecho, el que existan vallados cinegéticos, carreteras, autovías, pantanos, minas a cielo abierto y un sinfín de infraestructuras humanas que están haciendo ya de barreras es uno de los grandes problemas para el lobo y para otras especies. Los que piensan que una especie puede ser encerrada en una Reserva deberían empezar en el colegio de nuevo y estudiar qué es Biodiversidad y qué importancia tiene para nuestras vidas. Si todo el mundo piensa como ellos, a medio o largo plazo tendremos un gran problema con la Biodiversidad, que no es otra cosa que la VIDA, con mayúsculas, que nos sustenta.[pagebreak]

El lobo es un indicador ecológico. Un territorio donde se convive con lobo nos está diciendo cosas buenas sobre ese territorio

"El Lobo es una bendición para España", comentas que dicen en Europa. Explícanos por qué.
Hay miles de personas que viajan a cualquier lugar del mundo para poder no ya observar lobos sino visitar territorios donde aún viven lobos en libertad. Porque es un privilegio del que hay que sentirse orgullosos. Gente de toda Europa llega a la Sierra de la Culebra [en Zamora] a hacer esperas al lobo durante días y se alojan en los hostales y casas rurales y comen en los restaurantes. Y consideran que somos unos privilegiados teniendo lobos salvajes viviendo en nuestro territorio.
El lobo tiene más amigos que enemigos, de eso no cabe ninguna duda. El lobo es un indicador ecológico. Un territorio donde se convive con lobo nos está diciendo cosas buenas sobre ese territorio. A un territorio con lobo llega la gente de fuera, intentan observar al lobo salvaje, sentirlo cerca, tengan éxito o no, que para ellos no es lo más importante. Lo importante para ellos es haber estado donde aún viven lobos en libertad. Esta gente deja dinero en estas zonas y también compran los productos ganaderos al menos hasta que se enteren que estos ganaderos no quieren convivir con el lobo.
Por eso, el lobo vivo es mucho más rentable que el lobo muerto de forma directa. Indirectamente, también lo es puesto que regula y sanea las poblaciones de herbívoros e influye en la conducta de estos, además de controlar las poblaciones de predadores menores. Esto es importantísimo para los ecosistemas. Un ecosistema con lobos es un ecosistema privilegiado. El regreso del lobo en ciertos lugares del mundo ha restaurado ecosistemas. Por todo eso es una bendición.
Un estudio demostró que en la sierra de la Culebra el lobo puede generar unos ingresos anuales superiores a los 3 millones de euros sólo en turismo de lobo. En Yellowstone miles de visitantes van para observar lobo y el gasto supera los 300 euros por visita. Los negocios asociados a la observación de lobos salvajes en Yellowstone se estima que aportan unos 70 millones de dólares anuales. Pero no sólo allí. Hay otros muchos lugares y Parques Nacionales, sobre todo en Norteamérica, pero también en Italia, Polonia, Francia, etc… donde acuden miles de visitantes tan sólo por acercarse al mundo del lobo.
Y lo que está claro es que el lobo no es el problema de la ganadería ni es un problema para la ganadería globalmente. Las explotaciones ganaderas disminuyen más en zonas sin lobo.

En 2012 conservar al lobo costó en torno a 2,5 millones de euros, lo mismo que 100 m de AVE

Por desgracia, siempre hay que demostrar que la naturaleza es rentable económicamente para mantenerla. ¿Cuánto puede costar conservar a los lobos y que no desaparezcan?
Es lamentable el que haya que demostrar la rentabilidad económica de una especie. No somos partidarios de conservar al lobo solamente por su valor económico. Lo más importante es conservar al lobo para las generaciones venideras por su valor ecológico, entre otras cosas. No obstante, a veces el argumento de peso puede ser el económico dado el mundo en el que estamos sumidos y, cuando hay un argumento económico, por qué no añadirlo a los demás argumentos.
El conservar al lobo como queremos, y no sólo que no desaparezca sino, más aún, siendo parte fundamental de ecosistemas funcionales y no como una especie relicta y siempre amenazada viviendo a duras penas recluida en pequeñas zonas, es muy barato para la Administración. En 2012 se habla en torno a 2,5 millones de euros aproximados de coste, que son como 100 m de AVE. Pero es que se asume que todos los daños son de lobo y no es así. Así que son costos infladísimos. Los gastos por indemnización a los ganaderos suponen aproximadamente el 0,2% de la Renta Agraria. Y no llega ni al 1% de lo que perciben en subvenciones, que además les exigen armonizar su actividad con el medio natural. Es sólo un 4% de ganaderos que son indemnizados por algún daño y estos son quienes fundamentalmente piden matar lobos. Datos que tengo de Galicia muestran que los daños por jabalí son casi 7 veces superiores a los del lobo. Y si hay lobo, el lobo regula la población de jabalí. Para el ganadero, el lobo es mucho más barato que enfermedades y que problemas de mercado. Por tanto, no creemos que sea directamente económico el argumento que exime la Administración para matar lobos. Más bien quizás podría ser el seguir manteniendo al ganadero con la atención dirigida hacia un problema menor y seguir exprimiéndole con la voracidad del mercado.

Howl For The Wolf (Aúlla por el Lobo) [English Subtitles]¿Qué puede hacer la sociedad civil para que el lobo sea protegido? ¿Nos explicas la campaña de Lobo Marley "Aúlla por el lobo"?
La iniciativa "Aúlla por el lobo" surge al mismo tiempo que la creación de la plataforma Lobo Marley, Ciudadanos por el Lobo y el Mundo Rural. Con el diseño y la dedicación de Roberto Zúñiga, creamos un espacio donde las personas amantes de la naturaleza puedan expresar su admiración y su respeto por un animal mítico y positivo: EL LOBO IBÉRICO. Lanzo yo el primer aullido. Se me ocurre que lobos y hombres son animales sociales y que el don de la palabra les asiste a ambos.
Los lobos aúllan y los hombres hablan. Nosotros, para celebrar la existencia de este gran carnívoro en nuestro país, proponemos a las personas que graben su aullido y nos lo manden. La VOZ DEL LOBO saliendo del pecho de los humanos me parecía el mayor ejercicio de hermanamiento entre seres humanos y lobos.
La cosa empieza a crecer y, en estos momentos, 16.000 personas ya han visitado nuestro canal y cientos de ellas ya han aullado, dejando su testimonio, melancólico y alegre a la vez. Se trata de una campaña viral, sin ánimo de lucro, vinculada a las acciones de Lobo Marley que demuestra la voluntad y el interés que los ciudadanos de España tienen por la conservación de la naturaleza en general y del lobo como especie bandera de nuestra biodiversidad más imponente.
Esta iniciativa al igual que Lobo Marley quiere ser una herramienta de sensibilización social que pueda ser aprovechada por todos aquellos grupos de conservación de la naturaleza y del lobo en concreto que llevan trabajando durante tantos años. Venimos a SUMAR libres como lobos.


Cómo nació LOBO MARLEY, una plataforma ciudadana que aúlla en defensa del lobo

"En plena guerra contra el Lobo, cuando Asturias amenaza con acabar con casi la mitad de sus efectivos. Cuando nuestro Ministro de Medio Ambiente se alía con el lobby cinegético y acude a Bruselas para pedir que se amplíen las zonas para abatir lobos... La gota que colma mi vaso es la provocada el día 22 de agosto por la guardería del Parque nacional de Picos de Europa cuando matan a un lobo que estaba marcado con un collar radiotransmisor y cuyo nombre era Marley.
Decido entonces convocar secretamente a 30 personas que identifico por twitter y que no conozco personalmente pero que, por la calidad de sus comentarios y de sus respuestas a mis declaraciones continuadas sobre la situación del Lobo Ibérico en España, me parecen válidas para iniciar esta travesía.
En el mes de septiembre les recibo a todos ellos en mi casa después de que les enviara un correo como si de Los Ángeles de Charlie se tratara convocándoles.
Personas que previamente no se conocen de nada empiezan desde ese mismo momento a trabajar con un objetivo común. Vincular la defensa del Lobo Ibérico a un mundo rural respetuoso con las reglas de juego de la conservación. Desde el principio yo tenía claro que este movimiento debería tomar como nombre el de nuestro último mártir, Lobo Marley.
Lobo Marley no es una ONG, es Sociedad Civil en movimiento que agrupa a miles de personas ya de toda España y no solo vinculadas al mundo de la naturaleza.
Las acciones de  Lobo Marley son de carácter judicial por una parte, elevando a las más altas instancias y tribunales de España y Bruselas los desaguisados continuados que las distintas administraciones llevan a cabo.
Además, y esto es lo más importante, Lobo Marley vela para que el debate sobre el conflicto del Lobo Ibérico y el Mundo rural esté presente cada día en la sociedad española.
Esta plataforma ciudadana viene a poner luz y taquígrafos a un proceso de persecución y exterminio de la especie que de otro modo se desarrollaría en la oscuridad de los despachos en los que se toman decisiones.
Es una entidad sin ánimo de lucro que no recibe subvenciones y que reclama el derecho de los ciudadanos a mantener conservadas las últimas poblaciones de esta especie en perfecta armonía con el sector ganadero allá donde coincidan.
Para acabar, he de decir que Lobo Marley es un bonito ejemplo de movimiento ciudadano puro, que, sin ataduras, decide protagonizar el tiempo que le ha tocado vivir y luchar desde la unidad por un mundo mejor y donde la fauna, las especies y los espacios sigan manteniendo su calidad y su biodiversidad. Y añado que tanto mi persona como la plataforma Lobo Marley están al servicio de los numerosos grupos de defensa, estudio y conservación del Lobo Ibérico que por toda España llevan trabajando tantos años. Me siento muy orgulloso de haber sembrado este árbol que dará sombra a millones de personas en muy poco tiempo."
Actualmente, Lobo Marley tiene en marcha una campaña para recoger firmas y se impida el exterminio del lobo en Ávila. Puedes firmar en Change.org