La preparación más sana del brócoli

0 comentarios

Consejos para obtener los máximos beneficios de uno de los alimentos más sanos que existen.

El brócoli posee compuestos anticancerígenos que además, según un estudio de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), son capaces de prevenir la artritis mediante una acción regeneradora sobre los cartílagos.

Para que todos estos efectos beneficiosos se produzcan, es necesario que la cocción no elimine la enzima mirosinasa, porque debe mezclarse durante la masticación con otra sustancia, la glucofaranina, para que se forme sulforofano, el compuesto que explica las propiedades del brócoli.

Investigadores de la Universidad de Illinois (Estados Unidos) han concluido que la temperatura de cocción no debe superar los 76 ºC. Por tanto, no es adecuada la preparación en agua hirviendo, ni la elección de brócoli congelado porque ha sido escaldado y por tanto no contiene toda la mirosinasa original.

Métodos de cocción adecuados pueden ser la cocción al vapor durante 3 a 6 minutos o, mejor aún, la preparación en horno de vapor, que permite una mayor precisión. 

Además la combinación con otros alimentos ricos en mirosinasa asegura la síntesis del sulforofano. Nos referimos a vegetales que se consumen crudos como los rabanitos picantes, la rúcula, los berros, la mostaza picante o el wasabi.

Para obtener los máximos beneficios, los nutricionistas recomiendan consumir brócoli de 3 a 5 veces a la semana.

Archivado en: 

Artículos Relacionados