Efectos saludables de la cura de savia y zumo de limón

0 comentarios

La cura de savia y zumo de limón, basada en la milenaria terapia del ayuno, es un buen tratamiento para desintoxicar el organismo.

Te ofrecemos el extracto del nuevo libro actualizado y ampliado La cura de savia y zumo de limón, de K.A. Beyer, que explica minuciosamente cómo realizarla y muchos de los beneficios que te aportará. 

En medicina natural, el ayuno es uno de los remedios más antiguos y poderosos que existen. La capacidad curativa de la naturaleza puede expresarse con toda su fuerza si dejamos que nuestro cuerpo pueda depurarse. 

Ayunar es de los pocos métodos naturales que actúan con máxima eficacia; permite apartarse del bullicio y ganar cierto recogimiento y tranquilidad personal, ser más conscientes de la realidad… a la vez que se pierde peso y liberamos al organismo de restos que le sobran. Muchas personas lo practican en todo el mundo, una o dos veces al año, al inicio de la primavera o del otoño, o aprovechando unos días de vacaciones. 

Regenerar el cuerpo

Una de las formas de ayunar más fáciles es a través de la popular  Cura de Savia y Zumo de Limón, que decenas de miles de personas en todo el mundo llevan a cabo cada año desde hace ya más de 30 años. Su fin principal es desintoxicar el cuerpo, disolviendo y eliminando impurezas acumuladas. Para ello se utilizan, junto a la poderosa fuerza depurativa y regeneradora del ayuno, dos valiosos aliados, el limón y el Sirope de Savia de  palma y arce.

Lo primero que se consigue es depurar y descongestionar el tracto digestivo, posteriormente  otros órganos de eliminación, como el hígado y los riñones. La presión en los vasos sanguíneos se regulariza, y esto ayuda a conseguir una buena circulación, un mejor aspecto físico y una mayor elasticidad del cuerpo, independientemente de la edad.

Además existen muchos otros trastornos que pueden aliviarse e incluso eliminarse como resfriados, sinusitis y bronquitis. También podemos combatir diversas alergias, que son a menudo el resultado de acumulaciones de toxinas. Sucede lo mismo con el exceso de colesterol, se puede eliminar a través de  la Cura de Savia de palma y arce.

Las enfermedades e impurezas de la piel, como forúnculos, abscesos, granos…mejoran considerablemente o incluso desaparecen, a medida que el resto del cuerpo se desintoxica.

Con La Cura incluso aumentamos nuestras defensas por lo que nos sirve como medida preventiva. 

Una depuración muy saludable

El origen de muchas enfermedades está en el sistema digestivo, que estamos sobrecargando tan a menudo; la comida no es bien digerida y se acumulan productos de desecho y toxinas. Por medio de la Cura de Savia y zumo de limón se disminuye  esta carga, y junto con una alimentación sana y ligera podemos conservar la salud del tracto digestivo, incluso después de la Cura.

La duración de La Cura completa es de 7 a 10 días, se trata de ingerir el preparado de Sirope de Savia, agua y limón sin tomar ningún alimento sólido.  Más adelante encontrarás como preparar esta bebida y qué cantidad tomar al día.

El exceso de peso es probablemente la razón más frecuente por la cual se hace la Cura. Mucha gente con exceso de peso, durante estos 7 a 10 días de la Cura, llega a perder hasta 5 kilos o incluso más, sin ningún efecto secundario perjudicial, porque el cuerpo recibe todos los elementos esenciales y no sufre de ninguna carencia real. 

Hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo invierte en el proceso digestivo alrededor del 30% del total de energía consumida. Por tanto, mientras estamos ayunando no la gastamos,  nuestro organismo se encarga de volcar esta energía  hacia la eliminación de sustancias nocivas y no deseadas. 

Y, por otra parte, la Cura ayuda también a liberarse de la dependencia de medicamentos y estimulantes, como café, alcohol, tabaco, etcétera, y previene el envejecimiento prematuro.

Efectos saludables de la Cura de Savia de palma y arce y zumo de limón

• Limpieza de toxinas

• Pérdida de peso

• Aumento de vitalidad

• Sueño más profundo

• Cabello brillante y uñas más fuertes

• Ojos luminosos y piel radiante

• Mejora en la digestión y circulación

• Mayor resistencia a la enfermedad

• Equilibrio emocional

• Mejor concentración y claridad de pensamientos

• Actitud más positiva

• Mayor voluntad

• Sensación de paz interior

 Inicio de nuevos hábitos 

Importante saber que…

Los tres primeros días de la Cura completa el cuerpo se alimenta a base de las reservas, almacenadas en forma de glucógeno (azúcar simple) sobre todo en la sangre y en el hígado, que es fácilmente digerible. 

Pasados estos días, el organismo empieza a eliminar toxinas y a reducir las demás reservas de grasas depositadas por todo el cuerpo. Mientras dura este proceso, no solemos sentir hambre. Sólo cuando los depósitos están agotados, vuelve el hambre, lo que nos indica  que ya es tiempo de volver a comer.  

Los ingredientes de la Cura contienen todos los nutrientes vitales que uno necesita durante este tiempo. Hacer la Cura completa una o dos veces al año tiene un efecto muy positivo para la salud.

Las señales, los efectos. Un buen indicador del progreso de la purificación es la lengua, la cual se cubre a veces de una capa blanca durante la desintoxicación. Cuando ya no se ve cubierta, sino limpia y de color rosa,

el proceso de purificación puede darse por terminado. (Las experiencias han mostrado que en la mayoría de casos la lengua está aún algo sucia, después de diez días y a veces hasta después de catorce o veinte días. Esto indica que el proceso de purificación aún no está terminado y que convendrá  repetir la Cura en otra ocasión).

El organismo se deshace, durante la Cura, de sus restos e impurezas metabólicas acumuladas durante años a través de todos los poros y aberturas:

• el intestino

• la orina (más oscura, tiene a veces un olor penetrante)

• la piel

• los pulmones (mucosas, mal aliento)

• la vagina (flujo aumentado)

• la boca (mal sabor, ayuda una cucharadita de arcilla medicinal con un poco de agua)

La preparación de la bebida

Para un vaso grande del preparado se necesitan:

- 2 cucharadas soperas de zumo de limón fresco (aproximadamente ½ limón).

- 2 cucharadas soperas de Sirope de Savia de palma y arce.

- Una pizca de pimentón picante en polvo (cayena) (opcional).

Estos ingredientes se mezclan en un vaso con agua mineral tibia o fría, al gusto de cada uno.

Cada día se pueden  tomar un mínimo de 8 a 12 vasos del preparado.. 

Importante: ¡Durante toda la Cura no debe ingerirse ningún otro alimento!

Como el limón y el Sirope de Savia contienen todos los oligoelementos, vitaminas y la glucosa necesarios para diez días, no se suele sentir hambre, una vez que el cuerpo se haya adaptado a la Cura. 

Use solamente limones frescos y de cultivo ecológico certificado siempre que sea posible. 

Para una Cura completa de diez días se necesitan aproximadamente dos litros de sirope.

Caso real día a día: 

Nuevos hábitos 

La acción de la Cura es un poco como la de escurrir una esponja sucia: el agua sucia sale. Pero si después de la Cura volvemos a meter la esponja en un cubo de agua sucia, ya nada funciona. Hay que nutrirla sumergiéndola  en “agua fresca de manantial”.

Por lo que es muy importante la adquisición de nuevos hábitos saludables para consolidar los cambios que hemos experimentado durante los días de la Cura: 

• Elegir lácteos preferiblemente fermentados (yogur, kéfir, queso fresco), bajos en grasa, o bien leche vegetal de soja,  arroz o avena.

• Sustituir la carne grasa, embutidos y derivados cárnicos por legumbres y proteínas vegetales (tofu, tempeh, seitán…). Las personas que no sigan una dieta vegetariana pueden comer algo de pescado o carnes blancas.

• Consumir al menos 5 raciones al día de hortalizas, verduras y frutas frescas enteras. Recomendable tomar verduras de hoja verde como la col, brócoli, puerros, borrajas, berros, etc. y hortalizas depurativas como rabanitos, alcachofas, espárragos, remolacha, endibias, hinojo, apio y setas, entre otras. 

• Las verduras es preferible cocinarlas poco, «al dente».

• Utilizar carbohidratos integrales, legumbres, semillas, frutos secos y algas, siempre que sea posible de cultivo ecológico certificado. 

• El viejo aforismo «Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo», es otro buen consejo que podemos incorporar a nuestro nuevo estilo de vida tras la Cura.

• También es muy conveniente cenar temprano, como mínimo 2 horas antes de acostarse. Además, los alimentos acumulados, pendientes de digerir, protagonizan digestiones largas que afectan negativamente a nuestro hígado y vesícula biliar.

• Reducir la ingesta de alimentos de elevada densidad energética (dulces, bollería, galletas, chocolates, azúcar, helados, snacks fritos y salados, embutidos, etc.)

• Reducir o eliminar bebidas con un alto contenido en azúcares simples (alcohol, bebidas gaseosas azucaradas, néctar de frutas, etc.).

• Utilizar a menudo jengibre (fresco), ajo y especias. Y una amplia variedad de hierbas aromáticas frescas, como el perejil, cebollino, albahaca, menta, cilantro…

• Por la mañana, antes de desayunar, podemos empezar el día con una bebida llena de vitaminas, energía y vitalidad, como un vaso de Sirope de Savia con zumo de limón recién exprimido o un zumo fresco de licuado de vegetales y unas gotas de limón.

• Tanto para controlar el peso, como para mantener una salud óptima, conviene incorporar a nuestra rutina diaria una actividad física razonable que queme calorías, aunque sólo se trate de caminar media hora al día, subir las escaleras del metro o bajar del autobús uno o dos paradas antes.  Es importante movernos y hacer ejercicio moderado.

• Tan importante es lo que se come, como de qué modo se come, es apropiado comer regularmente,  con tranquilidad y masticar lento. 

• Es recomendable ayunar un día al mes o hacer un semi-ayuno un día a la semana para dar un descanso al sistema digestivo. 

 

La información recogida en este artículo ha sido extraída del libro: 

La cura de savia y zumo de limón

K.A. Beyer
Ediciones Obelisco
Número de páginas: 128
P.V.P.: 8,95€
Para más información sobre la cura del sirope de savia y zumo de limón pincha aquí.

Si deseas comprar Sirope de savia, clica aquí:

Sirope de Savia 1 litro

Sirope de savia 500 ml

Archivado en: