¿Cómo te ayuda el carbón activado a cuidar tu salud?

0 comentarios

Muchos productos dietéticos incluyen carbón activado como ingrediente con propiedades positivas para la salud. ¿Qué es el carbón activado y cuáles son sus verdaderas propiedades?

Bebida con carbón activado / Nathan Dumlao-Unsplash
Archivado en: 

El carbón activado es una sustancia que se ha utilizado en medicina natural para tratar diferentes problemas de salud, coomo el control del colesterol o el cuidado de la piel y de los dientes.

Una sustancia con mucha capacidad de absorción

Es un polvo fino que se obtiene procesando a altas temperaturas diferentes materias primas, como cáscaras de coco, huesos de aceituna o serrín.

Su característica primordial es que la superficie se encuentra llena de poros de muy pequeño tamaño. Son estos poros los que explican sus propiedades, pues atrapan y absorben diferentes sustancias.

Comparar al carbón activado con una esponja es bastante acertado. Y como no puede ser absorbido a través del intestino, sale del cuerpo junto con las toxinas.

Sirve para tratar intoxicaciones

Esta capacidad de absorción justifica que el carbón activado sea la medicina de elección para tratar inmediatamente -siempre bajo control médico- las sobredosis de medicamentos como la aspirina, el acetaminofeno o los fármacos sedantes.

En pacientes con insuficiencia renal, el carbón activado puede ayudar a reducir su carga de trabajo, al reducir la cantidad de residuos que llegan a los riñones.

Puede ayudar a controlar el colesterol

La capacidad de absorción del carbón activado se puede utilizar para reducir los niveles de colesterol.

En un estudio publicado en la prestigiosa revista médica Lancet se probó que tomar 24 g diarios de carbón activado divididos en tres tomas conseguía reducir un 25% el colesterol total y el malo LDL.

Otra indicación del carbón activado es la reducción de gases digestivos.

Una ayuda en la pérdida de peso

El carbón activado se incluye en algunos productos que favorecen la pérdida de peso en el marco de una dieta hipocalórica, como por ejemplo el Black Latte. Generalmente se acompaña de otros ingredientes que ayudan a activar el metabolismo, incrementar la sensación de saciedad y, en consecuencia, reducir el apetito (haga clik aquí para saber más sobre el Black Latte).

Prevenir posibles deficiencias

De la misma manera que el carbón activado absorbe toxinas o colesterol, también puede absorber nutrientes e impedir su absorción.

Por eso, si se toma carbón activado conviene asegurarse de que se lleva una alimentación especialmente rica en micronutrientes (minerales y vitaminas) para evitar deficiencias. Aumentar las raciones de hortalizas, verduras y legumbres es una eficaz medida preventiva y solo puede tener consecuencias positivas en la salud.

Indicaciones cosméticas

También se aplica sobre la piel para limpiarla y tratar el acné, y se añade a dentífricos para blanquear los dientes y mejorar la higiene oral.

Efectos secundarios leves

El carbón activado se considera una sustancia bastante segura. A altas dosis, algunas personas pueden reaccionar con náuseas y vómitos. En casos muy raros se han producido bloqueos intestinales.

El estreñimiento y las heces teñidas de negro son otros efectos secundarios posibles. Aumentar la ingesta de agua puede evitar el estreñimiento.

Las personas que están tomando alguna medicación no deben tomar carbón activado sin la autorización del médico, porque podría reducir su efecto.