Back to eco: por una moda más ética y sostenible

0 comentarios

Back to eco es una línea de bolsos y complementos elaborados a partir de tejanos recirculados y confeccionados por personas en riesgo de exclusión social.

Núria Nubiola y Montse Bayan son las creadoras de esta marca, que apuesta por la economía circular y promueve la vuelta al reciclaje de toda la vida.

Para empezar, explicadnos de dónde surge vuestro interés por la economía circular y por todo lo que incluye preservar la salud del planeta.

Montse es biológa, y yo soy ambientológa, y profesionalmente hemos estado ligadas al mundo del medio ambiente y la educación ambiental. Por un lado, viviendo y observando las repercusiones del ser humano sobre su entorno y, por otro, visualizando la necesidad de generar nuevas iniciativas para avanzar hacia una sociedad más sostenible, sana, justa y con un impacto global positivo.

Empezamos nuestra andadura juntas creando proyectos de educación y comunicación ambiental en grandes eventos, como los XGames, el Primavera Sound o los Mundiales de Natación de Barcelona y, dentro de nuestras actividades, hacíamos manualidades a partir de los residuos del evento. Observamos que parte de las manualidades pasaban de ser residuos potencialmente reciclables a objetos de poca calidad y duración y de reciclaje más complejo. De ahí empezamos a pensar en crear productos más circulares, que fueran fruto de la reutilización o el reciclaje, pero fácilmente reciclables al final de su ciclo de vida, duraderos y atractivos. En ese momento nace el primer brote de la visión circular del proyecto Back To Eco

¿Qué os llevó a dar ese paso más allá y crear el proyecto?
Las dos estábamos en un momento en que teníamos ganas de hacer un cambio laboral, hacer cosas diferentes a las que habíamos hecho hasta el momento. Queríamos trabajar por una sostenibilidad cercana, fácil y divertida. De ahí surgió la Asociación By My Eco, una forma de comunicarnos con el mundo y de impulsar acciones que beneficiaran a la sociedad y favorecieran la disminución del impacto humano sobre el entorno y sobre el planeta.

Después de trabajar en diferentes experiencias de reutilización, surgió la idea de producir objetos más complejos a nivel de manipulación, que pudieran ser comercializados y que alargasen la vida útil de lo que consideramos “falsos residuos”. Y, en este camino, en 2016 creamos Back To Eco: la vuelta al reciclaje del tejano de toda la vida, pero con diseños renovados y una perspectiva socio-ambiental desde la recogida del residuo hasta la comercialización.

Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando nombramos la economía circular son materiales que circulan y se transforman, materiales que nunca se destruyen o se abandonan. Esta es una de las premisas claves del proyecto Back To Eco, trabajamos por el residuo zero del tejano, desde la reparación, al upcycling (reciclaje creativo). Actualmente estamos desarrollando un proyecto de innovación en reciclaje téxtil donde convertiremos nuestro residuo tejano en tejido eco-reciclado

Back to Eco es la vuelta al reciclaje del tejano de toda la vida, pero con diseños renovados y una perspectiva socio-ambiental desde la recogida del residuo hasta la comercialización

La filosofía de economía circular que marca vuestro proyecto va más allá de la gestión de residuos e incluye también la integración social. 

La economía circular es también una visión del mundo, una economía que va más allá del beneficio particular y que busca repercutir positivamente en la sociedad. Bajo esta visión, y por una motivación personal en este ámbito, decidimos buscar a personas para el taller que estuvieran en situación de vulnerabilidad social, y para ello hemos recibido el apoyo de proyectos de inserción laboral del Ayuntamiento de Barcelona y de Caritas Barcelona.

También desarrollamos talleres y actividades donde trabajamos la economía circular desde su visión más práctica y doméstica, enseñando a la gente a reconvertir sus viejos tejanos en productos útiles y sostenibles, y damos charlas y clases donde a través de nuestro proyecto hacemos visible el valor de la economía circular.


¿Por qué escogisteis los tejanos como materia prima?
Porque el tejano es algo que todos tenemos en casa, es una pieza muy popular y, además, muy resistente al uso. Muchas veces se desecha porque tiene una mancha o roce en algunas zonas, pero sigue habiendo un 90% del tejido en buen estado.

¿De dónde proceden los materiales que utilizáis?
El tejano procede de Solidança, uno de los proyectos sociales que compone Roba Amiga, que se encarga de gestionar un porcentaje importante del residuo textil en Catalunya a través de programas de inserción sociolaboral.
 
¿Qué tipo de productos se pueden encontrar en vuestra tienda?
Tenemos mucha variedad, mochilas, bolsos, delantales, manteles, fundas de cojín, muñecos, neceseres, chaquetas, pantalones, camisetas, etc. Todo es upcycling o ecológico. 

¿Quién se encarga de diseñarlos? ¿Y de fabricarlos?
En el diseño hemos trabajado a través de colaboraciones puntuales con diseñadores y diseñadoras independientes como Clara Mallart, ecodiseñadora. Los últimos diseños han sido el resultado del trabajo en equipo en el propio taller, modo ensayo y error. La fabricación la hacemos un 90% en nuestro taller, y un 10% en el taller social de Estel Tapia en el Raval.
 
Además de tienda online, ¿disponéis de tienda física?
Sí, tenemos una tienda en el centro de Barcelona, donde también está el taller de confección y una zona donde hacemos talleres regularmente. Estamos en Pau Claris con Gran Vía. 

También organizáis talleres y eventos para dar a conocer a todos los públicos las ventajas de reciclar o de la economía circular.
Hemos generado una amplia variedad de actividades alrededor del tejano. Desde talleres más teóricos donde se conoce a través de dinámicas y juegos el impacto ambiental de un tejano, hasta talleres de manualidades donde quienes participan han de cortar, diseñar, coser, etc. pero siempre tratamos de transmitir los valores de circularidad en todas nuestras actividades. Por ahora los talleres que más gustan son el de muñec@s para niñ@s y el de creación libre para mayores, donde con o sin ayuda de máquina de coser, se hacen bolsos, monederos, pasadores de pelo, fundas de cojín, etc. 

Después de estos años trabajando en el mundo de la moda ética y sostenible, ¿qué valoración hacéis de vuestra experiencia? 
Nuestra experiencia en este mundo es de mucho esfuerzo y mucha recompensa personal. Los inicios requieren una dedicación enorme, con muchas horas, y mucho cerebro metido en crear una estructura viable económicamente y coherente en valores, materiales, formas, etc. 

Pero las recompensas también son muchas. En primer lugar, ver como las personas que hemos contratado en el taller, han podido ir aumentando horas, y de esta forma dar estabilidad a sus vidas y a sus familias trabajando en un ambiente saludable y beneficioso para ellas. Por otra parte, hemos conocido a muchas personas y proyectos transformadores que nos han inspirado, y que día a día nos animan y motivan a salir adelante. También cada foto que recibimos desde algún lado del planeta con un producto nuestro, es una emoción inmensa. 

¿Créeis que cada vez son más las personas que se interesan por este tipo de productos?
Sentimos que cada vez son más las personas conscientes de los impactos sociales y ambientales de la fast fashion, y de la necesidad de buscar compras más responsables y sostenibles. Por otro lado, pensamos que para que se avance en esta línea hace falta que desde las empresas y el gobierno se facilite esta transición, para que la ciudadanía sensible pueda encontrar una respuesta accesible y cercana para que su consumo sea más consciente. 

 

¿Qué les diríais a las personas que creen que la moda sostenible es demasiado cara?
Muy sencillo: comprar menos, pero mejor (también pueden combinar con segunda mano si necesitan más variedad).

¿Qué opináis del hecho que grandes marcas de moda introduzcan en su oferta prendas hechas con materiales ecológicos?
Pienso que es positivo, porque al final el cambio hacia una moda menos impactante con el entorno nos beneficia a tod@s, aunque el porcentaje de su oferta ecológica sea bajo, es un inicio. Pero el o la consumidora tiene que tener claro que las grandes marcas se basan en modelos de crecimiento continuo donde cada consumidor compra una amplia variedad de piezas que renueva anualmente. Estos modelos de negocio nunca serán sostenibles, ya que al final, la producción de cada prenda y su posterior reciclaje implica un importante consumo de recursos, agua, energía, etc. sea o no hecha con materiales ecológicos y con una durabilidad muy baja. Y el impacto no es sólo a nivel ambiental, los bajos precios asociados a la fast fashion no pueden venir de buenos sueldos y condiciones dignas de trabajo, hemos de tener muy claro lo que implica comprar barato. 

Para terminar, ¿tenéis algún proyecto nuevo entre manos o alguna iniciativa que queráis compartir con nuestros lectores?
Este 2018 hemos iniciado el proyecto de ecoinnovación REFILA by BTE, donde convertiremos nuestro residuo de producción (tejanos no válidos para upcycling, restos de corte, productos Back To Eco al final de su vida útil) en nuevo hilo y nuevo tejido. Las fibras resultantes de triturar nuestro tejano se combinaran con otras fibras procedentes de diferentes fuentes: reciclaje físico de fibras pre-consumo, reciclaje químico de textil post-consumo y fibras de cultivo orgánico. Todo el proceso de creación de nuevos tejidos se hará a nivel local. Nuestra idea es hacer una pequeña colección REFILA de venta en tienda y online, y por otra, poder ofrecer el tejido resultante, que será un un eco-reciclado denim y una viscosa a diseñadores/as y marcas locales. 

Si quieres conocer más sobre Back To Eco puedes visitar su tienda online o la tienda física en Barcelona: Pau Claris 91 (de lunes a sábado de 11.00 a 14.00 y de 16.30 a 20.00).

 

 

 

Archivado en: 

Artículos Relacionados