Fortalece tu sistema inmunitario en 6 pasos

1 comentarios

Hay muchas cosas que puedes hacer tu mismo para fortalecer el sistema inmunitario. A continuación te presentamos 6 propuestas para tener presentes durante este extraño otoño de 2020 que ya ha entrado en nuestras vidas.

Llena tus platos de alimentos inmunoestimulantes

Con un sistema digestivo sanos fortaleces el sistema inmunitario. Consume alimentos de calidad, frescos, procedentes de suelos sanos y a ser posible ecológicos o biodinámicos. Elabora un plan de alimentación sano y variado con presencia de alimentos ricos en vitamina C (frutas cítricas, kiwis, pimientos rojos...), antioxidantes (arándanos y todos los alimentos morados, rojos, naranjas y amarillos, té verde, aceite de oliva virgen extra, etc) y setas (con polisacáridos que potencian la inmunidad). También es importante cómo comes. Pregúntate si comes de manera consciente o si engulles simplemente para matar rápidamente el hambre.

Muévete al aire libre todo lo que puedas

Mientras estás andando, nadando y haciendo deporte notas que le haces bien a tu cuerpo. Lo mejor es moverse al aire libre, hacer una caminata, dar un paseo o ir en bicicleta. Al aire libre no solo se reduce el riesgo de cualquier tipo de contagio, sino que reciben estímulos a través de todos los sentidos. En los bosques, por ejemplo, inhalas terpenos y bacterias beneficiosas que actúan sobre la inmunidad.

Toma el sol de otoño

La luz solar es importante para la producción de la vitamina D, que ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunitario. Las personas con niveles óptimos de vitamina D en sangre tienen menos riesgo de infección y de complicaciones en las infecciones por virus como la COVID-19. La luz también es importante para contrarrestar estados depresivos que a su vez también pueden debilitar el sistema inmunitario.

Duerme a pierna suelta

Las horas de sueño y descanso no son perdidas, sino fundamentales para la regeneración del cuerpo y también para la función del sistema inmunitario. Si se anda escaso de horas de sueño, en la sangre se encuentran menos células inmunitarias que rastreen y eliminen células corporales defectuosas. Se puede compensar una noche con pocas horas de sueño, el problema es cuando ese estado de falta de sueño se cronifica. Por otra parte, conviene adaptar el sueño a las horas de noche. 

Mantente caliente

Es muy importante –sobre todo en los niños– vigilar que se mantengan calientes. Si tienes habitualmente los pies fríos, date un baño de pies que ayudará a que el calor se extienda por todo el organismo. Sin embargo, debes tener en cuenta que el calor es algo más que lo que se genera desde fuera. Lo que te entusiasma provoca calor. 

Toda la tranquilidad posible

Incorpora pausas de tranquilidad a tu rutina diaria, momentos en los que los ruidos y el movimiento frenético se queden fuera. Si es necesario, reserva horas para la calma en tu agenda diaria. Además del ritmo vigilia/sueño, hay un ritmo de actividad/relajación a lo largo del día. Puedes, por ejemplo, un descanso de 15 cada dos horas de trabajo. 

Archivado en: 
Siempre al salir a una ruta de senderismo es necesaria una buena salud, tener un sistema inmune fortalecido hace parte de ello. Muy buen Articulo.

Páginas