Manel Rivero: "Hay que acabar con los consumos ocultos de electricidad"

0 comentarios

Manel Rivero, divulgador de la nueva cultura energética y experto en renovables y eficiencia, nos da consejos para ahorrar electricidad que van más allá del consabido “cambio de bombillas”. 

Cuando bajan las temperaturas empezamos a temblar pero no solo de frío, sino del pavor que nos produce el sablazo que las compañías eléctricas nos darán en el recibo de la luz. La última subida de la parte fija del recibo por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, por desgracia, desincentiva el ahorro energético, tan necesario para contrarrestar el cambio climático. Aun así, la eficiencia energética en el hogar es un apartado clave para el bien de nuestro clima y para nuestro bolsillo. Manel Rivero, educador ambiental y fundador de la empresa de energías renovables y de eficiencia energética Intiam Ruai, nos da algunos consejos que van más allá del consabido “cambio de bombillas”.

Aparte de las precauciones habituales (luces de bajo consumo, electrodomésticos eficientes, aislar lo mejor posible la casa…), ¿qué otras medidas menos conocidas nos aconsejas para ahorrar electricidad?
Lo primero es comprender qué estamos pagando en nuestra factura eléctrica y cómo se escapa la energía en nuestra vivienda. Tenemos que entender que todos los aparatos que tenemos enchufados en casa estan consumiendo permanentemente, por ejemplo, la vitrocerámica, la bomba de calor o aire acondicionado, la cafetera eléctrica, el teléfono inalámbrico, etc... O los transformadores y cargadores de teléfonos móviles, impresoras, cámaras, tabletas, etc... Estén o no funcionando, son pequeños consumos ocultos. Están muchas horas enchufados y, sumados, hacen que nuestra factura tenga un importe que cada vez más inasumible. Una excelente medida es la de controlar todos los consumos en casa y poner regletas con interruptor o desenchufar totalmente todos los aparatos. Ojo, ¡no sirve solo apagarlos! Hay que tener claro que solo debemos consumir la energía cuando es realmente útil y "recortar" toda la energía inútil que no nos da ningún servicio.

 

El recibo de la luz es muy complejo, casi nadie lo entiende. ¿En qué tenemos que poner más atención?
En dos cosas vitales que condicionan lo que pagamos: la tarifa de acceso que tenemos y la potencia contratada. Estos datos salen siempre en nuestra factura. La tarifa más habitual es la 2.0A, y siempre explico que es la más cara. Hay otras tarifas más económicas como la 2.0DHA con discriminacion horaria. Debemos adecuar la potencia a lo que realmente necesitamos. Recomiendo buscar en internet una "calculadora de potencia " y comprobar si tenemos la potencia que necesitamos. Cada tramo extra en la potencia contratada supone unos 60€/año en nuestra factura. 

Con todos los cambios tarifarios que ha habido, muchas personas ya se han perdido. ¿Hay un horario en que salga más barata? ¿Cuál es el sistema tarifario actual después de tanto lío?
Yo aconsejo a todos los usuarios domésticos la tarifa 2.0DHA , que tiene 14 horas al día con el 50% de descuento y 10 horas al día con el 20% de recargo. Solo si pensamos en los consumos habituales como la nevera, que no se puede apagar, ya sale a cuenta. En las asesorías energéticas domésticas que realizamos, siempre demostramos que sale a cuenta para todos los usuarios domésticos con ahorros de hasta el 30% en el coste de energía, y se dejan de pagar más de 200€/año. Actualmente, para cambiar a la tarifa 2.0DHA, hay que tener el nuevo contador de impulsos. Si no lo tenemos, la compañía lo cambia sin coste alguno. El sistema tarifario a partir de ahora para los consumidores que no hagan nada será, por defecto, un precio variable en el coste de consumo de energía, en funcion del precio medio que cueste en el mercado mayorista, pero como eso es muy complicado para los usuarios domésticos, lo mejor es entender que tenemos que ahorrar todo lo que podamos: bajar la potencia ajustándola a la necesidad real, y recomiendo cambiar a compañías eléctricas realmente verdes que nos suministran con el mismo precio y garantía de sumistro. Sabremos que con nuestro dinero no alimentamos los oligopolios y fomentaremos una cultura de ahorro y desarrollo de energías renovables que son las que generan trabajo en nuestro país.

Dime unas cuantas medidas de eficiencia energética importantes que deberíamos tomar en casa a otros niveles, más allá de ventanas y puertas. 
Por ejemplo, que nuestra futura inversión sea para superaislar las paredes, suelos y techos que envuelven nuestra vivienda. Y tenemos que romper con la creencia popular de que dejar los aparatos encendidos gastan menos que si los apagamos cuando no los usamos, o la de que calentar toda la vivienda a la misma temperatura todo el día gasta menos que si calentamos a diferentes temperaturas y horas los diferentes usos/espacios de la vivienda. Y, para acabar, me gustaría hacer una pregunta a vuestros lectores. ¿Qué hacéis con el wifi o módem encendido todo el día, incluso cuando no estás en casa o cuando duermes? ¡Os animo a que lo apaguéis!

Más información: Intiam Ruai. Contacto de Manel Rivero.