En bici por medio mundo y parte del otro

0 comentarios

Adentrarse en nuevos paisajes a una velocidad tranquila y respetuosa con el entorno, es la pasión de los practicantes del cicloturismo. Muchos de ellos viajan en familia y con niños pequeños, como Mikel Bringas y Rosa Lizaso, Joan Rovira y Beti Faura, y Josep Reig. Todos ellos son cicloturistas expertos.

“Imagina una carretera de costa en Nueva Zelanda. A la derecha se elevan altas montañas con sus cumbres nevadas y, a la izquierda, cientos de leones marinos, un litoral repleto de naturaleza viva, toneladas de algas… Era como pedalear por el interior de una gran postal." Por ese tipo de sensaciones, Mikel y Rosa planean siempre sus vacaciones por el mundo en bicicleta. Para ellos, la bici aporta la velocidad justa para apreciar la naturaleza con la vista y con el olfato, a la vez que avanzan más rápido.

Desde Bizibidaia (Donostia) y "bicicleteros" hasta la médula, empezaron a viajar con sus hijos en 2006 con la vuelta a Euskal Herria, y en enero realizaron el octavo recorrido por Senegal-Gambia. Cuando les pedimos que elijan el destino en el que más han disfrutado, no parecen dudar: "Si tenemos que unir bici y naturaleza, elegimos el que hicimos a Nueva Zelanda. En otros lugares, hemos tenido algún encuentro curioso: en Gambia, nos encontramos un cocodrilo en el camino igual que aquí vemos lagartijas. Para nuestros hijos fue una gran ilusión."

 

Para todos los que viajen con niños, ellos aconsejan que, respecto a un viaje sin hijos, bajen sus objetivos-expectativas, planifiquen más y adapten el viaje a las necesidades de los hijos. “Si ellos están bien el viaje funcionará”, aseguran y nos indican un enlace con algunas recomendaciones para viajar en bici. Mikel y Rosa y sus dos hijos cogen de nuevo sus bicis este verano para recorrer el Loira con otras familias.

Josep Reig es otro entusiasta de disfrutar de la naturaleza al ritmo tranquilo del pedaleo: "Pasar por un bosque en silencio con olor a tierra mojada y con frescor aún siendo verano no tiene precio. Cuando ves en la lejanía una montaña que se va acercando, tienes tiempo de ir viendo poco a poco su relieve, estudiarla, interiorizarla."

Josep lleva unos 23 años viajando en bici, y hace 6 él y su pareja sumaron a sus hijos en esta aventura. "La vivencia del viaje en bici es mucho más intensa. Puedes oír, oler e incluso casi tocar lo que te rodea. Todos los viajes tienen su encanto. Recuerdo los espectaculares y inacabables paisajes de los Highlands escoceses, las islas Aran en Irlanda, la variedad natural interminable de Nueva Zelanda, la imponencia de muchos rincones cuando cruzas los Pirineos desde el Atlántico hasta el Mediterráneo o los preciosos Ports de Tortosa en Cataluña."

Le pedimos que nos recomiende un par de recorridos por su tierra y se decanta por una ruta de 2/3 días por la comarca del Urgell con los niños, la vía Verde de la Terra Alta, la vuelta en bici a la sierra del Cadí. Este verano su viaje transcurrirá por tierras francesas, en el Canal de Midi y el Garona.

Sujetando el manillar desde Latinoamérica, nos llega el relato de Beti y Joan, dos catalanes que se han embarcado en un larguísimo viaje de siete meses por varios países con sus hijas de 6 y 3 años. “La bicicleta es el medio de locomoción que te permite la velocidad justa para desplazarte disfrutando de la integración con el entorno. Al ser un transporte silencioso y que no deja el mínimo rastro, pasas desapercibido y puedes sentir todos los ruidos, olores y la climatología. La fauna no se asusta y puedes observarla en su hábitat natural.”

Otra ventaja que apuntan es la gran capacidad de carga, la autonomía, poder dormir en lugares recónditos de difícil acceso y que te permite contactar con pueblos y gentes lejos de los ciuitos turísticos. Ir en bici les ha permitido dormir en el salar de Uyuni (Bolivia) –escuchando el silencio absoluto–cuando en coche está prohibido llegar hasta allí, o en la isla de Incahuasi, un privilegio solo para cicloturistas.

"A las niñas les encanta ver animales, así que pedalear observando guanacos, llamas, vicuñas, cóndores, colibrís... incluso una mariposa que se te coloca en la rodilla es sensacional”. Han vivido momentos mágicos por la noche, oyendo el croar de ranas en peligro de extinción en Chile, o en la carretera austral, "un rincón perdido en el fin del mundo donde puedes encontrar naturaleza en su máxima expresión".

Cicloturistas expertos

Mikel Bringas y Rosa Lizaso son autores de dos guías de viaje en bici: Heuskal Herria en bici (Editorial Elea) y Norte salado, sur dulce (Editorial Hiria). Además, acaban de presentar Transibilbideak BTT, una ruta en bicicleta de montaña que une los principales espacios naturales de Euskal Herria, creada mediante participación cooperativa, con un foro actualizado: ibilbideak.euskadi.net. Son autores también de un blog muy visitado donde explican sus viajes, dan mucha información y es punto de encuentro de cicloturistas: bizibidaia.net
Joan Rovira y Beti Faura, autores del blog Petits Nòmades. Para viajar con niños, aconsejan no ser demasiado ambiciosos con los objetivos, planificar más y adaptar el viaje a las necesidades de los pequeños. Ser más paciente y entender que todos son igual de importantes asegurará el disfrute de todos. «Hay que buscar un equilibrio, porque tenemos que guardar fuerzas para jugar con ellos cuando bajemos de la bici», explican.
Josep Reig, de Plegabike.com, tiene claro cuál es el complemento más útil: unas alforjas 100% impermeables; «aunque llueva, sabes que el equipaje estará seco».