Desurbanizar

Desurbanizar

Parece un paisaje fantasmal, es como si estuvieras en la película El Planeta de los Simios y acabaras de descubrir un trozo de la estatua de la Libertad enterrada en la playa.

Pero no estamos en una peli sino en la realidad de nuestra costa mediterránea, kilómetros y kilómetros de playa cementados y llenos de asfalto en pos de grandes urbanizaciones donde pasar sólo unos días de vacaciones. Humedales y dunas desaparecidas bajo el hormigón. Un informe publicado por Greenpeace en 2010 indicaba que no había ningún indicio de abandono de construcción masiva en el litoral, ni de fin de acoso a los últimos espacios vírgenes. El mismo informe cifraba que por ejemplo en Catalunya tan solo el 11% de su litoral no protegido estaba libre de edificaciones. Seis años después algo está cambiando en un pequeño trozo de playa, cercano a las Islas Medas, en pleno centro del Parque Natural Montgrí Illes Medes i Baix Ter. Comienza la desurbanización.

Gracias al proyecto europeo Life, la pequeña localidad costera de l'Estartit verá dentro de poco cómo ese paisaje de ruina moderna comienza a desaparecer para que vuelvan a él los humedales y las dunas originarias. Xavier Quintana, director de la Cátedra de Ecosistemas Litorales Mediterráneos, nos cuenta cómo los humedales siempre han sido lugar codiciado por constructoras. Son zonas con dunas cercanas junto a la playa, que por su geografía y su escasez de árboles facilitan el acceso a la maquinaria y rebajan los costes.Además a simple vista parecen espacios sin ningún interés paisajístico, cuando es todo lo contrario. Los humedales y las marismas  son un bien preciado, con una magnífica biodiversidad y un ecosistema frágil y muy necesario.

El conjunto de lagunas y marismas habían desaparecido en 1986 por la construcción en esa primera linea de mar de un paseo y seis islas de viviendas de las que sólo se construyó una. Para hacerlo posible arrojaron toneladas de escombros, de otras construcciones, para enterrar los humedales que existían, de un valor incalculable. Ahora el lugar es una ruina moderna. 

Gracias al Life Pletera se recuperará la biodiversidad , volverán las aves migratorias y lo que es más importante, la zona se gestionará a partir de ahora desde la perspectiva de la economía sostenible. Agata Colomer es geógrafa y coordinadora del proyecto, nos comenta cómo está previsto situar una zona de acogida y de información y levantar el cemento por completo para que el paso por el lugar sea solo a pié o en bicicleta.

La Desurbanización durará hasta el 2018, el tiempo suficiente para que la biodiversidad comience de nuevo a ser la esencia del lugar. Como indicaba la responsable de costas de Greenpeace, Pilar  Marcos en el informe: Somos muchos los que creemos que el verdadero lujo no es un hotel de cinco estrellas, que el verdadero lujo es una playa virgen.

Si quieres escuchar a Xavier y a Agata contando los detalles sobre el Life Pletera, escucha el programa Vida Verde que realizamos de forma expresa desde l'Estartit, muy cerca de la zona. Puedes hacerlo clicando aqui http://www.rtve.es/alacarta/audios/vida-verde/vida-verde-life-pletera-vuelta-humedales-02-04-15/3072733/

Post publicado en el blog Vida Verde.

Desde luego a veces da gusto leer cosas así y aún tener confianza en la humanidad, sobre todo para vivir en armonía con la naturaleza que es una belleza.

Saludos!