Los edulcorantes artificiales pueden ser tóxicos para la microbiota intestinal

0 comentarios

Un estudio apunta a la toxicidad relativa de seis edulcorantes artificiales y 10 suplementos deportivos que contienen estos edulcorantes artificiales.

Los edulcorantes artificiales utilizados en muchos alimentos y bebidas tienen un efecto tóxico en los microbios digestivos del intestino.

Según un estudio publicado en la revista Molecules a finales de 2018, los investigadores encontraron que seis edulcorantes artificiales comunes y 10 suplementos deportivos que los contenían eran tóxicos para la microbiota de ratones de laboratorio.

 

Investigadores de la Universidad Ben-Gurion del Negev en Israel y de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, han comprobado recientemente la toxicidad del aspartamo, la sucralosa, la sacarina, el neotamo, el advantame y el acesulfamo de potasio-k (acesulfame K). Observaron que cuando se exponen a solo 1 miligramo por mililitro, las bacterias que se encuentran en el sistema digestivo se vuelven tóxicas.

"Esta es una evidencia más de que el consumo de edulcorantes artificiales afecta de manera adversa a la actividad microbiana intestinal y que, por tanto, puede causar una amplia gama de problemas de salud", explicó Ariel Kushmaro, profesor del departamento de ingeniería biotecnológica de BGU .

Según el estudio, el sistema microbiano intestinal "desempeña un papel clave en el metabolismo humano" y los edulcorantes artificiales pueden "afectar la salud, como la inducción de intolerancia a la glucosa". Además, todavía se desconocen algunos de los efectos de los nuevos edulcorantes aprobados por las agencias alimentarias estatales, como el neotame.

Sin embargo, el estudio encontró que los ratones tratados con el edulcorante artificial neotame tenían patrones metabólicos diferentes a los no tratados, y varios genes importantes encontrados en el intestino humano habían disminuido. Además, las concentraciones de varios ácidos grasos, lípidos y colesterol fueron mayores en ratones tratados con neotame.

Debido al uso generalizado de edulcorantes artificiales en bebidas y alimentos, muchas personas los consumen sin saberlo. Además de que se considera que son perjudiciales para la salud, algunos edulcorantes se han identificado como contaminantes ambientales. También se pueden encontrar en el agua potable, recordaron los investigadores.

 

Archivado en: