Hazte tus propios panqueques sin gluten con restos de arroz

0 comentarios

Los panqueques rellenos de fruta fresca o de mantequillas de frutos secos o crema de chocolate casera son una tentación para el desayuno y la merienda. Sin embargo, no todo el mundo tolera aquellos que están hechos con harina de trigo por su contenido en gluten. Para los que no puedan o no quieran comer trigo os presentamos unos panqueques hechos con arroz. Anímate a prepararlos.

Estos panqueques son una preparación fantástica para aprovechar el arroz sobrante. Se pueden modificar al gusto y servir tanto dulces como salados. Esta sencilla receta te va a cautivar y en nada te verás con las manos en la masa.

Receta básica de panqueques de arroz

Para los panqueques de arroz necesitas arroz sobrante o arroz recién hecho. Los panqueques se hacen mejor con arroz glutinoso u otro tipo de arroz con almidón. Si no tienes arroz ya cocido, puedes prepararlo para la ocasión. Para aglutinar aún más la masa de arroz puedes añadirle unas cucharadas de linaza molida hidratada en agua.

Ingredientes para hacer de ocho a diez panqueques de arroz:

  • 400 g de arroz ya cocido o 180 g de arroz glutinoso crudo (si usas otro tipo de arroz, añade una cucharada de almidón de arroz o de otro aglutinante sin gluten para asegurarte de que la masa no se va a separar)
  • 250 ml de agua
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva para freír

Elaboración:

  1. Si vas a usar arroz sin cocer, remójalo en agua durante al menos doce horas. Luego escurre y enjuaga. Si vas a utilizar sobras de arroz puedes ir al siguente paso.
  2. Tritura el arroz con la pizca de sal y la mitad del agua en un procesador o un batidor de brazo hasta obtener una masa suave. Agrega gradualmente el agua restante y mezcla hasta que la masa esté suave y tenga una consistencia acuosa, solo ligeramente cremosa.
  3. Calienta el aceite vegetal en una sartén, vierte una fina capa de la masa y fríela durante unos minutos hasta que el panqueque se despegue de la sartén. Si se gira demasiado pronto, se desmoronará. Dale la vuelta al panqueque y cocínalo por el otro lado durante unos minutos.
  4. Estos panqueques tienen un sabor relativamente neutro y se pueden servir tanto dulces como salados. Saben mejor recién salidos de la sartén cuando aún están calientes y ligeramente crujientes.

Sírvelos con un poco de crema de chocolate casera y fruta fresca para el desayuno o con verduras fritas y un poco de mantequilla de almendras para el almuerzo o la cena

Si les quires proporcionar un sabor particularmente refinado, mientras se está haciendo cubre el panqueque con un poco de queso rallado (o una alternativa de queso vegano), rodajas de tomate o hierbas aromáticas después de darle la vuelta. Cuando esté frito, simplemente dóblalo y disfrútalo tibio. 

Si te sobra masa después de la preparación, puedes mantenerla tapada en el refrigerador hasta tres días.

Archivado en: