Hazte tu propio maquillaje infantil natural

0 comentarios

Se acerca Halloween y a los pequeños y no tan pequeños les gusta disfrazarse y maquillarse la cara. Hay multitud de maquillajes infantiles, pero no están exentos de ingredientes dudosos. Para ir sobre seguro elabora tu propio maquillaje. Tu piel y la de tus peques te lo agradecerán.

Pintarse la cara no solo es una gran experiencia de Halloween o Carnaval. Los más pequeños también hacen cola en el puesto de maquillaje en los cumpleaños y fiestas escolares. Para transformar a las niñas y a los niños en tigres, mariposas, superhéroes y otras muchas posibilidades, el maquillaje hecho en casa es una alternativa simple e inofensiva a los productos disponibles en las tiendas, algunos de los cuales contienen lamentablemente todo tipo de sustancias químicas poco recomendables.

En el maquillaje infantil hecho en casa sólo se utilizan unos pocos ingredientes naturales que se pueden adaptar a las tolerancias del niño. Además, de esta manera solo tienes en casa la pintura facial que necesitas, y con eso evitas el desperdicio de envases.

Maquillaje hecho en casa

El maquillaje infantil casero se elabora con una base de manteca de karité, cera de abejas y arcilla blanca de uso interno (carbonato cálcico), y luego se tiñe. La manteca de karité y la cera de abejas dan al maquillaje de los niños una consistencia suave. El carbonato cálcico es el portador no tóxico del color y asegura colores brillantes duraderos.

Receta de maquillaje infantil natural

Ingredientes:

  • 10 g de manteca de karité (aproximadamente dos cucharaditas; disponible en herbodietíticas, tiendas de cosmética natural y online)
  • 2 g de cera de abejas (aproximadamente media cucharadita) o cera de carnauba como alternativa vegana
  • 5 g de arcilla blanca de uso interno (aproximadamente dos cucharaditas colmadas (se encuentra en farmacias, dietéticas u online)
  • Colorante alimentario no tóxico (cúrcuma, pimentón, té matcha)
  • 1-2 pastillas de carbón medicinal para maquillaje negro
  • 1 cucharadita de maicena para maquillaje blanco
  • Recipientes para los colores individuales, frascos de rosca pequeños, frascos de cosméticos (disponibles en farmacias, tiendas de cosméticos y en línea) o un molde de cubitos de hielo que se puede usar como paleta

Elaboración:

  1. Derrite la manteca de karité y la cera de abejas en un vaso al baño maría.
  2. Agrega la arcilla blanca y deja enfriar la mezcla. La base del maquillaje debe tener una consistencia cremosa para que se pueda aplicar fácilmente sobre la piel. Tal vez necesites agregar un poco de arcilla blanca para espesarlo o un poco de manteca de karité derretida para diluirlo.
  3. Para maquillaje negro: pulverizar una pastilla de carbón.
  4. Coloca la mezcla de crema en los recipientes. Colorea cada uno de manera diferente con el colorante alimenticio o el producto natural (rojo pimentón dulce, amarillo cúrcuma, verde té matcha...) o carbón en polvo hasta lograr la intensidad de color deseada. Para hacer esto, solo comienza con un poco de color y ve añadiendo gradualmente más si es necesario.
  5. El maquillaje para niños hecho en casa se puede conservar durante un par de semanas si se mantiene a temperatura ambiente. Si se utiliza colorante alimentario líquido, es aconsejable prolongar la duración del maquillaje terminado añadiendo unas gotas de conservante vegetal 

Para volver a usarlo se puede calentar en las manos o al baño María y luego se agita bien, ya que se vuelve más sólido cuando hace frío. Alternativamente, la manteca de karité y la cera se pueden reemplazar por la misma cantidad de lanolina o lanolina vegana para lograr un maquillaje permanentemente untuoso. Es mejor usar utensilios desinfectados durante la preparación y también trabajar de la manera más limpia posible al aplicar el maquillaje para aumentar la durabilidad del maquillaje.

Antes de aplicar el maquillaje en la cara del niño, debes asegurarte de que no sea alérgico a ninguno de los ingredientes. Para ello, puedes aplicar un poco de pintura de maquillaje en el antebrazo, esperar unos minutos y ver si la piel se enrojece o aparecen ronchas. De esta forma también se puede comprobar si la opacidad de los colores ya es suficiente o si merece la pena añadir más colorante.

Consejos para aplicar y desmaquillar

  • El maquillaje de los niños se aplica mejor con esponjas o brochas secas.
  • Ten especial cuidado con el color alrededor de los ojos, ya que allí es donde la piel es más sensible. 
  • Debido a que el maquillaje infantil de fabricación propia es un maquillaje graso, es recomendable acabarlo con maicena para matificarlo. Usa para ello un cepillo grueso o una borla y elimina el exceso de polvo después con una brocha.
  • Los colores se pueden quitar fácilmente con un poco de aceite vegetal, que también es un excelente desmaquillador para otros maquillajes. Aplica el aceite en el rostro y retira el maquillaje disuelto con un paño suave.